lunes, noviembre 26

El Chico

lunes, noviembre 26



Libro: El Chico
Título original: The Lock Artist
Autor: Steve Hamilton
Género: Novela negra
Editorial española: Pámies
Año: 2010
Origen: EEUU
ISBN: 978-84-15433-10-1
Páginas: 365
Puntuación: 8,5
Reseña: Michael es un adolescente que, tras un horrible y desgarrador trauma infantil, pierde la capacidad de hablar. Desde pequeño, por una mera distracción, este chico acabará familiarizándose con el funcionamiento de las cerraduras, hasta el punto de aprender a abrirlas sin necesidad de forzarlas.

Su extravagante don se desarrollará mediante la práctica y, una vez en el instituto, no tardará en darse a conocer su pericia que, combinada con su permanente mutismo y su favorecido rostro, le otorga un cierto halo misterioso. El rumor acabará llegando a oídos equivocados e interesados hasta que, finalmente, se verá obligado a realizar determinados trabajos utilizando su habilidad con fines fraudulentos con el único fin de proteger la vida de la chica de la que se enamora.

Obviamente, el argumento de un chico que es capaz de abrir cerraduras y acaba involucrándose en organizaciones delictivas no parece tratarse de un argumento muy original. Sin embargo, tenemos que reconocer que El Chico es uno de los mejores libros que hemos leído, hasta considerarlo una lectura obligada.

Lo anterior se debe a que El Chico es un libro que reúne todos los requisitos necesarios para llamar la atención del lector en sus primeras páginas, envolverlo a medida que avance la historia y aprisionarlo hasta su final. Es una obra que abarca temas tan variados que puede llamar la atención a bastante público; así, nos encontramos con la soledad, incomprensión, trabas a la comunicación, amor, amistad, traición, engaño, lealtad, sigilo y, obviamente, el robo.

El libro en sí comienza con el protagonista encarcelado, narrando al lector sus vivencias hasta llegar a la situación actual. De esta forma, y con un resultado muy fluido, se narran experiencias de distintas épocas del pasado, intercalando capítulos de su infancia en los que se despierta su interés por las cerraduras, con otros de su etapa de instituto donde sin pretenderlo da a conocer su don y, por supuesto, cuando se ve obligado a realizar trabajos relacionados con robos organizados.

Gracias a la alinealidad de El Chico, Steve Hamilton, consigue llevar el hilo argumental a su terreno y ofrecérselo al lector con fluidez y con un tempo muy cuidado para que éste no pueda dejar de leer. Es más, son muchos los capítulos en los que, cuando se va a narrar algún suceso impactante, el capítulo termina dejando al lector con la miel en los labios, y el siguiente capítulo se basa en otra etapa anterior o posterior de la vida de Michael, intrigando aún más al lector y abriendo nuevos alicientes para no renunciar a su lectura.

Es un libro narrado en primera persona y, pese a ello, el autor utiliza un lenguaje medio alto en el que no duda en hacer uso de detalladas descripciones. El mutismo de Michael contribuye a que el libro sea surcado por un torrente de profundos pensamientos y reflexiones del protagonista y que la comunicación no verbal adopte un papel fundamental. Aunque el libro no está exento de diálogos, el autor de este libro ha tenido que documentarse acerca del lenguaje de signos y se muestra bastante ingenioso sobre cómo se las apañaba Michael para comunicarse con el resto del mundo; además, halla una forma muy especial y emotiva para comunicarse con la persona a la que ama.
 
Un aspecto muy curioso que no nos terminaba de convencer antes de leer el libro, era el don de Michael para abrir cerraduras. Finalmente, este aspecto supera con creces nuestras expectativas, pues el autor explica cómo El Chico se familiariza con las cerraduras de una forma casual y, además, aporta todo lujo de detalles acerca del funcionamiento de las mismas. ¡Mientras leíamos el libro teníamos la inminente necesidad de comprobar si éramos capaces de abrir una cerradura como lo hacía Michael! Es más, tras la lectura del libro, en los agradecimientos del autor, pudimos comprobar cómo éste recurrió a un ladrón de cajas fuertes en la vida real llamado Dave Mc Omie, para documentarse, lo cual nos gustó aún más.
 
En definitiva, El Chico es un libro que nos ha encantado de principio a fin. El hecho de que esté narrado en primera persona ha sido todo un acierto y, por supuesto, es un aspecto que el autor no utiliza para bajar el nivel del lenguaje, sino para demostrar su ingenio. Al igual que Michael, nos vemos incapaces de plasmar con palabras lo que este libro ha supuesto para nosotros, un libro asombroso que solo podemos limitarnos a considerarlo una lectura absolutamente obligada para que podáis sentir lo mismo que nosotros tras cada línea, cada párrafo y cada página.


11 comentarios:

Irene dijo...

Ahora mismo estoy con este libro y aunque llevo 50 páginas, aproximadamente, la verdad es que me está gustando mucho...
Gracias por la reseña.
Besitos.

jota-chan dijo...

No conocía esta novela pero la critica que le habeís hecho unido a su interesante argumento hace que ahora tenga muchas ganas de leerla.

Alba Úriz dijo...

Caray, ese sí que es un trabajo de campo bien hecho: ¡se documentó con un ladrón de verdad :D!

Qué pinta más interesante... ¡Besotes!

Yo me llamo Cata dijo...

Hola,
me lo leí hace poco y ME ENCANTÓ,
es una pasada, es adictivo, es AWEYNIOMJHGF...
Muy buena reseña, gracias.
un besazo!

PD; Y sí es lectura obligatoria!

LaEmperatriz dijo...

No tenía ni idea del libro y la verdad, como bien decís, es que la trama no es muy original pero si tiene una buena narración y de forma adecuada ¿por qué no darle una oportunidad? ^^ Lo apunto!

Un saludo,
~El Imperio de las Bellotas~
~El Club de las Sebaduras~

Gloom dijo...

Vosotros no leéis, devoráis los libros!!!!

bells dijo...

la verdad es que no pinta mal
un beso

RaQueL dijo...

Pues el tema de las cerraduras no me atraía lo más mínimo pero ahora si que me han entrado ganas de darle una oportunidad.
Si lo encuentro por la biblio seguro que cae, y si no... habrá que esperar a Reyes xD

Sorasaku dijo...

Leer vuestra reseña me ha dado muchisimas ganas de leer el libro. Me ha parecido muy interesante y como lo habéis reseñado se nota que os ha encantado y habeis transmitido esas ganas a los demás. Lo apuntaré a mi lista de futuras lecturas :)

Al rico libro dijo...

Me hace gracia lo bien que han traducido el título original...

Bambú dijo...

Al rico libro: algunas traducciones de libros y peliculas son bestiales, esta por lo menos tiene que ver con el argumento del libro, pero hay algunas que se la sacan de la manga, por eso siempre me gusta poner los títulos originales XDD

La Estantería de Cho © 2014