viernes, octubre 18

El Océano al Final del Camino

viernes, octubre 18
Libro: El océano al final del camino
Título original: The Ocean at the End of  the Lane
Autor: Neil Gaiman
Género: Fantasía
Editorial: Roca Editorial (2013)
Año: 2013
Origen: EEUU
ISBN: 978-84-9918-657-3
Páginas: 240
Puntuación: 7,5
Reseña: Después de varios años sin visitar su pueblo natal, el narrador de esta historia regresa a su antiguo hogar para asistir a un funeral y, además, aprovecha la ocasión para visitar a su amiga de la infancia Lettie.

Junto al estanque donde solía jugar con Lettie, el narrador se remonta a la edad de siete años y nos relata las peripecias que vivió junto a su amiga. Aventuras insólitas que rememora con cariño pero que, con el paso del tiempo, no recuerda si fueron producto de su imaginación.
 
El océano al final del camino es un canto a los recuerdos de la infancia. Un libro relatado con un tono melancólico que nos transporta a una realidad donde tiene cabida la fantasía y la añoranza de una época pasada. Se trata de una historia agridulce que mezcla elementos muy diferentes; como la idea ficticia de la existencia de monstruos y la realidad de una familia con problemas, para llevarnos a la ambigüedad y hacernos disfrutar con un relato imprevisible. 

En este cuento, Neil Gaiman nos acerca a la historia de un niño que, tras haber presenciado un acontecimiento traumático se ve acechado por un monstruo que sólo él y su amiga pueden ver. Un monstruo que se ha inmiscuido en su hogar creando conflictos con sus propios familiares e intenta aislar al protagonista mediante amenazas. Sin duda, estamos ante un argumento peculiar donde el autor juega con dos tramas muy diferentes pero, a su vez conectadas, como es la parte fantástica y los problemas del entorno familiar. Dos tramas que transcurren simultáneamente bajo el misterio de si las vivencias del protagonista son realidad o ficción. En nuestra opinión, consideramos que es un recurso bastante efectivo y original porque nos ha ofrecido una perspectiva ambigua y reflexiva de la historia que hemos disfrutado especialmente por su extravagancia.  

A  priori, puede parecer una historia rara, pero El océano al final del camino tiene un trasfondo muy emotivo en cuanto a las relaciones familiares, de amistad y los propios recuerdos del protagonista. A través de sus páginas, el propio narrador va recordando cómo era la convivencia con su padre y su hermana, así como las discusiones e incompatibilidades de caracteres. El narrador también nos cuenta con cariño su relación con la familia Hempstock y, en especial, el vínculo que forjó con Lettie.

Todos estos recuerdos son enternecedores y melancólicos pero lo que más nos ha llamado la atención ha sido las apreciaciones del protagonista, comparando sus impresiones cuando era niño con sus percepciones de adulto. Es decir, el narrador nos hace partícipes de cómo percibía ciertos acontecimientos cuando era pequeño y cómo muchas circunstancias que antes habían pasado totalmente desapercibidas, ahora de adulto cobran un sentido muy distinto.  No obstante, durante el libro también ocurre lo contrario y, muchas de las experiencias que el narrador comprendía de pequeño, ahora de adulto son inexplicables. De este modo, Neil Gaiman vuelve a sorprendernos con su particular estilo de transmitirnos mensajes con doble sentido.   

En cuanto a la fantasía, El océano al final del camino contiene monstruos y seres sobrenaturales cuya naturaleza no se llega a precisar y también incluye algún enfrentamiento. Obviamente, esta carencia de información sobre los seres sobrenaturales influye en la historia creando un halo de misterio y un ambiente impredecible. El enfoque de Neil Gaiman es atrevido y excéntrico pero el resultado ha sido muy positivo.

El océano al final del camino está escrito en primera persona y nos ha sorprendido por la sencillez narrativa de su autor, su estilo sosegado y las citas sobrecogedoras que incluye en sus páginas.

En definitiva, El océano al final del camino es un cuento evocador, ambiguo y con un toque de fantasía muy personal. Un libro que nos ha gustado por su sencillez y la nostalgia que desprende los recuerdos del pasado. Recomendable. 

13 comentarios:

Espe dijo...

Le tengo muchas ganas a este libro y a este autor, que aun no he leído nada de él.
Un beso

La Estación de las Letras dijo...

Pues la portada me llama y la sinopsis no pinta mal, pero no sé si me animare a leerlo.

Besos^^

MeriiXún dijo...

No he leído nada del autor, aunque no es por falta de ganas...espero poder leer este
beos

Pennywise dijo...

Gaiman es un genio y le tengo ganas a este libro, pero con la calma... :)

Javier Ramírez dijo...

pienso igual que la estación de las letras.La portada me llama y la sinopsis no pinta mal, pero no sé si me animare a leerlo.

Fantaseadora de libros dijo...

No he leído nada de este autor, pero no hace más que cosechar buenas criticas.

Besos :)

Hikari dijo...

No conocía esta novedad, del autor leí Coraline y aunque no recuerdo muy bien el argumento porque era muy pequeña me recuerda a esta novela por el halo de fantasía y sobrenatural :P

Pinkiland dijo...

No sé, no me llama demasiado, la trama la veo demasiado sosa para lo que ando buscando.

Saludos!

Sherezade dijo...

Hola guapísima!!

Aun no he leído nada del autor pero con todas la buenas críticas que genera, estoy deseando ponerme con él =P De esta novela las reseñas que he leído son buenísimas, así que para mi lista de deseos va =P

Genial la reseña!

Muchos besitos!! =D

Melodie Rodríguez dijo...

Buenas tardes Bambú

Heme aquí en tu flamante página, y te preguntarás cómo la descubrí... Estaba buscando algún blog que me aportase algo interesante y consiguiese distraerme del estrés, y el tuyo lo ha conseguido. Me ha servido para pasar media horita de relax y olvidar un poco el estrés de la búsqueda de trabajo (ya sabes, la crisis que es devastadora para todos, aunque trabajo como redactora de artículos pero de forma no remunerada, no cotizo, vamos...). Pero dejo de hablar de mí. Estoy convencida de que seguiré visitando de forma asidua tu espacio personal, me está aportando un punto de vista diferente que luego quizás pueda plasmar en mi blog. ¡Todo lo bueno bienvenido sea a mi mente! Me encanta aprender algo nuevo, y tú lo has conseguido, me has enseñado una nueva lección sin necesidad de explicármela. Gracias por compartir tu mente con el resto del mundo y enhorabuena por tu trabajo realizado en la red. Aquí tienes a una bloggera para lo que necesites; me gusta ayudar y compartir enlaces en webs amigas (debemos colaborar entre todos para darnos a conocer mutuamente).

Antes de marcharme, si me lo permites, me encantaría compartir contigo mi blog de literatura optimista "Positiva Dimensión" y de "Tomb Raider Spain", quizás te aporten cosas constructivas; puedes acceder a ellas haciendo clic en mi nombre de usuaria, pero aquí te dejo la dirección por si las moscas:
www.positivadimension.com
www.tombraiderspain.com

Un cordial saludo desde el Sur de España, y muchísima suerte en todo lo que hagas. Recuerdo que hay objetivos imposibles, sino mentes perezosas. Espero que pronto nos deslumbres con una nueva entrada.

Fdo: M.

Riku dijo...

Que pintaza tiene *-*
Lo poquito de Gaiman que he leído me ha gustado mucho, así que no dudo en leer este en cuanto pueda
Además el toque de los monstruos en una historia de este tipo me atrae mucho.

Saludos ^^

Hikaru Black dijo...

Cada vez que descubro un libro nuevo con vuestras reseñas me picáis para que lo lea XD Lo tendré en cuenta, y más si es de Neil Gaiman.

Sorasaku dijo...

Nunca me habría fijado en este libro, pero tras leer vuestra reseña me ha parecido muy interesante >_<

La Estantería de Cho © 2014