sábado, marzo 22

El monje que vendió su Ferrari

sábado, marzo 22

Libro: El Monje que vendió su Ferrari
Título original: The Monk Who Sold His Ferrari
Autor: Robin Sharma
Género: Fábula, autoayuda
Editorial:
Debolsillo (2012)
Año: 1996
Origen: USA
ISBN:
9788499087122
Páginas: 224
Puntuación: 5,5
Reseña: Julián Mantle es un prestigioso abogado que, debido a su ritmo de vida frenético, sufre un infarto mientras defendía un caso en el juzgado. Tras sobrevivir, cambia su forma de ver la vida, desprendiéndose de todos sus bienes para marchase al Himalaya donde encontrar la paz.

El Monje que vendió su Ferrari es un libro de autoayuda narrado por John, un abogado que, tras tres años de la desaparición de Julián Mantle, recibe la visita de este último. Julián le explicará las vivencias de su peregrinaje y le inculcará los valores que ha aprendido para que John pueda aplicarlos y, de este modo, conseguir una vida colmada de salud y felicidad.

El argumento de partida de El Monje que vendió su Ferrari es muy sólido, pues escapar de las garras de la muerte es una razón de lo más convincente como para replantearnos la vida que seguimos. En el caso de Julián, su peregrinaje culminará al pie de la cordillera del Himalaya, donde un yogui Raman le ayudará a hallar el auténtico valor de la vida a través de un viaje espiritual.

El resto del libro consiste en las diversas explicaciones que Julián transmite a John sobre todas las enseñanzas recibidas del yogui Raman. Todas esenciales para que el lector aprenda a valorarse como persona, disfrutar de la vida, aprovechándola en actividades tan sanas como reír y ser feliz en compañía de la familia. En suma, Robin Sharma, el autor, trata de inculcarnos aspectos muy positivos de la vida, así como técnicas de relajación y disciplina personal para no desviar nuestro camino. Suele recurrir al uso de pequeñas fábulas y analogías muy útiles para que el lector lo asimile a la perfección. Además, como suele ocurrir en algunos libros de autoayuda, las enseñanzas más importantes suelen repetirse a lo largo del texto para hacer hincapié.

Aunque El Monje que vendió su Ferrari es un libro cuanto menos útil, guardamos nuestras reservas en algunas de sus enseñanzas cuando, por ejemplo, invita a sus lectores a acciones tan radicales como abandonar sus respectivos puestos de trabajo para dedicar más tiempo a la familia cuando, todo sea dicho de paso, hoy día es esencial que algún miembro de la unidad familiar trabaje para ingresar dinero en casa. Además, Robin Sharma rebasa otro límite cuando invita al lector a abandonar sus obligaciones (otra vez el trabajo) para que pueda volcarse de lleno en cumplir su sueño referente a una de sus vocaciones artísticas.

Debido a lo anterior, consideramos El Monje que vendió su Ferrari como un libro de autoayuda muy útil a la par que destructivo. Sus enseñanzas y técnicas propuestas para alcanzar una buena meditación, incrementar nuestra salud con una vida sana, alegre y disciplinada son espléndidas. No obstante, presenta situaciones muy extremas y retrógradas cuando el protagonista se despoja de todos sus bienes y, además, cuando invita al lector incluso a abandonar su trabajo para que pueda dedicarse plenamente a alcanzar la felicidad.

En nuestra opinión, ningún lector debe de utilizar este libro como un manual para guiar su vida y, simplemente, debería de tomar nota de las enseñanzas que considere oportunas para ser feliz sin llegar a perjudicarse.

10 comentarios:

••I♥[Dolo]♥I•• dijo...

Hola!
La verdad es que no me llama nada.
Un beso.

Jesús dijo...

Ya hace algún tiempo que pasé por las páginas de este libro. Me lo regalaron por un cumpleaños. Al principio no sabía que era un libro de autoayuda. Cuando me percaté de ello cogí papel y comencé a subrayar el texto. Sin embargo, ahí se quedó mi experiencia. Sin duda, este género no va conmigo, aunque se pueden extraer ideas interesantes (como bien dices, algunas de ellas tan radicales que son casi inconcebibles). ¡Un abrazo!

Otaku no Baru dijo...

No tenía ni idea de que era d autoayuda, y eso que siempre lo veo en las tiendas y siempre había tenido curiosidad. A mí lo que me pasa con los libros de autoayuda es que me los leo y pienso "vaya, cuánta razón" y a los cinco minutos ya me he olvidad U_U

MeriiXún dijo...

Hola^^
Un amigo se lo leyó y me dijo que si quería leerlo me lo dejaba, pero que no me gastara el dinero que a el no le había merecido la pena, así que muchas ganas de leerlo no tengo.
Besos!

Scarlet dijo...

Me suena de haberlo visto en alguna librería y no sabía que era de autoayuda. No me terminan de llamar este tipo de libros...

Margari dijo...

No es un género que me guste así que esta vez lo dejo pasar.
Besotes!!!

Evey Morgan dijo...

Hola! Desde hace mucho tiempo he visto este libro sin saber de qué trataba y gracias a tu reseña por fin he sabido el por qué de su éxito. No suelo leer libros de autoayuda, no es mi género definitivamente. Gracias por la reseña pero no creo que le de una oportunidad. Bss.

Isabel dijo...

Hola, hace poco he leído y reseñado un libro que también pretendía ser de autoayuda La princesa que creía en los cuentos de hadas, lamentablemente no me hizo mucha gracia y ni lo terminé, así que no creo que me anime con éste. Besos.

Gloom dijo...

No me gustan nada los libros de autoayuda así que me evitaré esta lectura >_<

Nocturna dijo...

Hola guapa!!
No me llama nada pero gracias por la reseña cielo. Besotes ;)

La Estantería de Cho © 2014