martes, junio 6

El imprevisto caso del chico en la pecera

martes, junio 6
Libro: El imprevisto caso del chico en la pecera 
Título original: The Goldfish Boy
Autora: Lisa Thompson
Género: Juvenil
Editorial: Cross Books (mayo 2017) Boolino
ISBN:  978-84-08-16935-2
Páginas: 320
Puntuación: 7
Primer Capítulo: Leer aquí
Reseña: Matthew es un chico de doce años que vive encerrado en su casa a causa del pánico que le infunde los gérmenes y la suciedad. Su enfermedad se ha agravado en las últimas semanas, ya que ha dejado de ir al colegio y su obsesión por la limpieza está sobrepasando algunos límites. Sus padres intentan ayudarlo en la medida de lo posible, pero Matthew no quiere relacionarse con nadie ni intenta poner de su parte para mejorar su situación.

La  desaparición de un bebé de quince meses conmocionará al vecindario y, especialmente, a Matthew quien fue el último en verlo. A raíz del imprevisto incidente, Matthew emprenderá su particular investigación haciendo uso de sus dotes de observación, capacidad de deducción y con la sorprendente ayuda de otra niña llamada Melody

Estamos ante un libro de corte juvenil que, en cierta medida, me ha recordado al estilo de El curioso incidente del perro a medianoche y La lección de August por estar protagonizado por un niño con una enfermedad, desarrollarse en un vecindario y enfocarse en cómo se relaciona con sus padres, amigos y entorno cercano. Un libro que, además de mostrarnos cómo Matthew sobrelleva su enfermedad, también nos sumerge en el misterioso caso de la desaparición de un bebé. 

En referencia al argumento, Matthew es un chico obsesivo con quien es muy fácil empatizar, a la par que transmite mucha ternura. Una historia en la que vemos a un chico que verdaderamente no está bien y, siendo consciente de su problema, no puede evitar poner solución. Lo mismo ocurre con sus padres que, en todo momento, se muestran comprensivos y preocupados por la situación que atraviesa su hijo y, lamentablemente, son incapaces de hacer nada por él. Como decía anteriormente, este tipo de historias suelen llegarme al corazón por la impotencia de querer ayudar a un niño y no poder hacerlo, desde el punto de vista paternal. Pero también me resulta sobrecogedora la visión del propio protagonista que quiere salir de casa, ayudar a los vecinos pero se ve impedido por sus propios miedos. Cuando se tratan este tipo de enfermedades, suelo involucrarme con la historia y empatizar tanto con el niño que la padece como con su círculo más cercano y, efectivamente, en este caso he congeniado muy bien con ambos puntos de vista y me ha parecido muy estremecedor.

En cuanto al caso de desaparición, es un añadido muy destacable de la historia, ya que siembra el misterio en el lector. Al igual que su protagonista, me intrigaba saber el paradero del bebé desaparecido y seguí muy de cerca toda la investigación. Personalmente, me tocó la fibra sensible porque mi hijo tiene quince meses y sólo pensar que desapareciera de esa manera me horroriza, así que por ello pude empatizar muchísimo con el shock del vecindario al conocer la triste noticia. 

Por otro lado, este libro destaca por sus relaciones. Aparte de la intimidad de Matthew con sus padres y sus amigos, también somos partícipes de las relaciones con los vecinos. Como podéis imaginar, los vecinos tienen vidas muy diferentes y me ha gustado conocer cada historia desde el punto de vista de Matthew, así como sus rutinas diarias mientras nuestro protagonista los observa por la ventana.

En cuanto a personajes, Matthew es un chico que me ha transmitido mucha ternura y, más que un niño obsesivo, lo he percibido como un chico enfermo. Sus padres también me han causado muy buena impresión por preocuparse y ver reflejada la impotencia cada vez que fracasaban en sus intentos para que Matthew llevara una vida normal. Los vecinos también me han gustado por ser personajes muy variados y con historias muy particulares. No obstante, quien más me ha gustado es su amiga Melody por su desparpajo e insistencia, aparte de parecerme muy adorable, pese a sus rarezas. 

Narrado en primera persona por Matthew, El imprevisto caso del chico en la pecera goza de un estilo narrativo fresco, directo y muy cercano. No podemos olvidar que nuestro protagonista tiene doce años  y es un obsesivo de la limpieza así que, además de contener muchos diálogos, también hay textos donde nos describe minuciosamente dicha obsesión. Además, en este título también se incluyen muchas transcripciones de emails, vía por la cual se comunica Matthew con Melody.

En definitiva, El imprevisto caso del chico en la pecera es un título de misterio, relaciones y superación personal que goza de una lectura sencilla y ágil por su buena dosis de misterio, drama y ese toque cómico tan especial que sólo saben aportar los niños. Un título tierno, cercano pero, sobre todo, con una esencia reflexiva sobre la dificultad de los trastornos psicológicos.

14 comentarios:

Mjinn d.A. dijo...

Hola, la verdad es que a mí esta novela no me ha entusiasmado demasiado. La historia no está mal, pero me pareció un poco aburrida y no me aportó nada nuevo. Un saludo :)

Tamara López dijo...

La verdad es que no creo que la lea, no me atrae especialmente.

Un beso ^^

Eleia dijo...

Hola
No conocía el libro. El libro El caso del perro a medianoche me gustó, pero me dejo un regusto extraño así que no creo que a este libro le de una oportunidad. No creo que sea un mal libro, pero no creo que sea mi estilo o algo que me apetezca leer en este momento.
Un saludo

Sandry dijo...

¡Hola!
La portada de este libro me encanta. Tengo mucha curiosidad^^
Besitos

Marian dijo...

Me llama mucho la atención, además, La lección de August me encantó. Me alegro de que te haya gustado

Violeta dijo...

Hola guapa!
En esta ocasión lo dejo pasar, prefiero otras clases de lecturas.
Genial reseña!

Besotes!

La Atrapasueños dijo...

¡Holaaa! Este libro lleva llamandome la atención desde que lo vi en el canal de Andreo Rowling y la verdad es que tiene una pinta muuuy buena ;) Espero poder hacerme con él para ver que tal jejeje
Muy buena reseña!!
Un beso y nos leemos <33

Lara Díaz dijo...

Hola! La verdad que no soy mucho de estos libros pero lo vi en muchas reseñas y me llama bastante la atención Un beso!

Saray dijo...

Hola!!!

Pues este libro tiene puntos de que me guste, la verdad. Adoro este tipo de historias, así que no descarto leerlo más adelante.
A mí me ha gustado lo que hablas de él y la trama parece interesante.

Besos!

Marya dijo...

¡Hola! No lo conocía pero parece un libro con unas características interesantes así que me lo pensaré. Un besote :)

Lit dijo...

Hola! Es la primera vez que veo este libro y me ha llamado mucho la atención. Es curioso que alguien a tan temprana edad pueda desarrollar esa fobia a los gérmenes. Lo digo porque se supone que a esa edad es cuando aún te estás revolcando por el suelo con los amigos y ensuciándote día sí, día también. Me lo llevo apuntado a ver si puedo darle una oportunidad.
Un beso!

Lectora Dreams dijo...

Son de estos libros que deberían leerse en el instituto, para acercar a los más jóvenes a la realidad de estas situaciones. Yo leí el Curioso caso del incidente del perro a media noche, en la universidad (de forma obligatoria) y me gustó mucho, además aprendí también sobre el tema. Un saludo

Mangrii dijo...

Si ya me llamaba el título cuando te lo vi en instagram, pues ahora un poquito más aún. Creo que es de estas lecturas que yo disfruto mucho, como Alcatraz y demás. Un abrazo^^

☆ Sweet & Books ☆ dijo...

Esta novela me dio mucha curiosidad cuando la vi hace un tiempito en amazon, lo agregué a mi wishlist por su nombre tan curioso, pero como no tenía ningunas referencias no había querido comprarlo. Ahora leo esta reseña y me doy cuenta que sí quiero conocer esta historia. Gracias por hacerme un poquito más pobre jajajaja, es que yo soy débil de corazón y siempre termino cediendo a la tentación.
¡Un beso!

La Estantería de Cho © 2014