martes, febrero 12

La historia de Ping

martes, febrero 12


Libro: La historia de Ping
Título original: The story about Ping
Texto e Ilustraciones: Marjorie Flack y Kurt Wiese
Traducción: Verónica Taranilla
Género: Infantil
Editorial: Picarona (enero 2019)
ISBN: 978-84-9145-151-8
Páginas: 36
Formato: páginas de papel
Reseña: Ping es un joven pato que vive con su familia en un bote y por las mañanas salen con su amo por el río Yangtsé. Cuando cae la tarde, todos los patitos vuelven al bote para regresar a casa y el último en subir siempre recibe un azote. Un día, Ping se entretiene en el agua y al regresar comprueba que es el último. Por miedo a recibir un azote, nuestro patito tan peculiar no vuelve al bote y se queda explorando los alrededores, iniciando una gran aventura.

Estamos ante una historia que data de 1933 y está ambientada en China. Un cuento clásico con un estilo infantil muy arraigado, que aporta una entrañable y didáctica moraleja con un protagonista encantador. Aunque Ping es un pato, su personalidad se asemeja a la de un niño, aprovechándose para potenciar sentimientos tales como el miedo, curiosidad y la alegría. Nuestro pequeño protagonista se enfunda en una aventura inesperada por evitar el pánico que le produce recibir un azote y, precisamente, en esta travesía descubrirá el valor de la familia y el hogar, ya que mientras está solo explora el mundo y puede jugar en el agua y con otros animales del entorno, pero también tendrá que hacer frente a los peligros y la soledad. Además, también se trabaja el apego y calor familiar, ya que por muy disconformes que se pueda estar en el seno familiar o nos sintamos mal por el conflicto que crea nuestra desobediencia, no hay nada como estar rodeado de los seres queridos.

En cuanto a la moraleja de este cuento, es muy interesante porque puede tener varias interpretaciones. Por un lado, con esta experiencia en solitario, Ping aprende a ser independiente, enfrentarse a sus miedos y valorar la importancia de pertenecer a una familia. De otro lado, también se puede entender desde un sentido más estricto porque los niños deben ser obedientes y saber que si no te portas bien, pueden castigarte. Pero lo más sorprendente de todo ha sido la capacidad de llamar a la reflexión del cuento, pues también podemos pensar en Ping como un niño con miedo a confesar alguna mala acción y que experimenta otro tipo de consecuencias que le ayudan a verlo todo de una forma algo más madura.

Nuestra experiencia con este cuento ha sido con nuestro hijo de tres años. A Darío le encantan los cuentos protagonizados por animales y los patitos son una de las especies que más le gusta por su graznido y porque a la hora del baño siempre juega con sus patitos de goma. Este cuento le hace mucha gracia porque Ping es un pato, chapotea en el agua y tiene una familia muy numerosa. Le gusta que se lo contemos por las noches y a nosotros porque arroja muchas interpretaciones y, como narradores, lo hemos pasado en grande ya que el texto te invita a leerlo de una forma rápida, atropellada y divertida para combinarlo con un ritmo suave y armonioso que invita a narrar y ser escuchado por partes iguales.

En referencia al dibujo, la historia transcurre en plena naturaleza junto al río Yangtsé y en sus fondos predominan los escenarios al aire libre, agua, cielo, fauna y flora. Las ilustraciones son muy sencillas, con trazos de estilo infantil y coloreado en consonancia. Sin duda alguna, el color protagonista es el amarillo que comparten las aguas del río Yangtsé, con los patos y la piel de los personajes. Por ello, para evitar un uso excesivo del mencionado color, el ilustrador recurre al azul y aporta un protagonismo esencial al color negro con el que crear contornos, sombras y profundidad. Algo que resulta muy curioso es que el bote donde vive Ping se caracterice por tener pintados unos ojos perspicaces, siendo un detalle que a nuestro hijo le ha llamado mucho la atención y que nosotros entendemos como un distintivo sobre cuál es el verdadero hogar de Ping.

En definitiva, La historia de Ping es un cuento clásico con un protagonista tierno y aventurero que aprenderá la importancia de la familia durante una jornada en solitario. Un cuento muy bonito y tierno con su particular moraleja y significado. 

¿Te gustan los cuentos infantiles? Visita nuestra sección de pequereseñas

3 comentarios:

Virginia Molina dijo...

Hola
No me llama mucho la atención, de momento lo dejo pasar
Besos

Locura por los libros dijo...

Me encantan los cuentos de la editorial Picarona. Tienen historias super bonitas y las ilustraciones son muy tiernas <3 Saluditosssss !

Cecy- Enredados entre libros dijo...

Gracias por la reseña. Saludos

La Estantería de Cho © 2014