jueves, julio 23

Metrópolis

jueves, julio 23

Título: Metrópolis
Título original: Osamu Tezuka no Metoroporisu
Dirección: Hayashi Shigeyuki (Rin taro)
Guión: Katsuhiro Otomo
Voces: Yuka Imoto, Kei Kobayashi, Kouki Okada, Tarô Ishida, Kousei Tomita, Norio Wakamoto, Junpei Takiguchi, Takeshi Aono, Masaru Ikeda, Shun Yashiro, Toshio Furuk awa, Shigeru Chiba, Masashi Ebara
Nacionalidad: Japón
Género: Ciencia Ficción
Distribuidora en España: Columbia TriStar
Año: 2001
Duración: 109 min
Puntuación: 8

Reseña: Ambientado en el futuro, existe una ciudad llamada Metrópolis, en la que todo tipo de robots humanoides conviven con los humanos para desempeñar determinados trabajos y facilitar la vida a los demás.

El presidente tiene el honor de inaugurar la creación del zigurat, una enorme torre que supera con creces la altura de toda la ciudad y lo muestra como un símbolo de hegemonía y esplendor.

Sin embargo, en la inauguración, un robot sabotea unos luminosos para que todos observen su símbolo de rebeldía. Últimamente, por razones desconocidas, algunos robots están perdiendo el control y atacan a los humanos que, por otra parte, ya estaban muy descontentos por la alta tasa de desempleo que están provocando los eficientes robots.

Por lo anterior, en la ciudad ha surgido un grupo de resistencia liderado por un tal Atlas que pretende hacer lo imposible por acabar con el uso de los robots.

En el contexto anterior, la película de animación Metropolis está protagonizada por Kenichi y su tío, éste último, detective de profesión. Ambos han viajado desde Japón hasta Metrópolis, para investigar el paradero de un científico acusado de experimentar y crear robots con órganos humanos.

Resulta que el mencionado científico se encuentra en Metrópolis pero, antes de que Kenichi y su tío lo averigüen, morirá en un incendio provocado en la vieja fábrica que usa para sus investigaciones. Sin embargo, en el incendio, Kenichi logrará rescatar a una joven de las abrasadoras llamas, refugiándose en los niveles inferiores de la ciudad. Allí comprobará que la joven ha perdido la memoria y no recuerda nada; no obstante, lo que ni Keinchi ni ella misma sabrán es que ella es el más poderoso robot construido, encargado por el Barón Rojo, uno de los líderes de la ciudad, que pretende usarlo con fines malévolos.

Metropolis es una película de animación basada en el manga de Osamu Tezuka el cual, a su vez, se inspiró en la homónima película de imagen real dirigida por Fritz Lang en 1927. En ocasiones combina el dibujo con imágenes digitalizadas, aportando unos resultados bastante buenos. Nos han maravillado los planos que se muestran en la película. Al inicio, se recorre frenéticamente la ciudad de abajo arriba, sin orden aparente, para luego mostrar cómo se ilumina por completo, junto con unos fuegos artificiales; todo ello, acompañado por unos movidos ritmos tipo jazz, que nos han parecido los más adecuados.

Otra de las tomas que más nos ha gustado es cuando, al hablar dos personas con un tono acusador, se muestra un primer plano de uno de ellos, girando constantemente alrededor del otro y éste, permaneciendo quieto, no tiene más remedio que girar sobre sí mismo continuamente. Estos planos, en una película de animación, logran atribuir mucha vida y energía a sus personajes aunque no siempre se tiene la oportunidad de usarlos.

Aconsejamos esta película y vemos preciso aclarar que posee un argumento bastante sólido y adulto, en comparación con los rasgos infantiles y caricaturescos que suele usar Osamu Tezuka. Por ello, Metrópolis gustará, principalmente, a los amantes de la ciencia ficción y puede que aburra un poco a los que busquen una hermosa historia para disfrutar en compañía.

Como curiosidad, el nombre de Zigurat viene de una de las torres que en la Babilonia antes de Cristo, se inició su construcción con la finalidad de que llegue hasta el mismo cielo. Por ello, finalmente, Dios cambió el lenguaje de todos los habitantes lo cual desembocó en confusiones, disputas y el final de la edificación.

17 comentarios:

Nekouji dijo...

La quiero volver a ver, porque me gustó mucho y ahora no la recuerdo muy bien, así que con motivo del estreno de Astro-Boy le haré un nuevo revisado junto con la peli de Black Jack

Sr. Hyde dijo...

otras tengo que conseguirla, me recuerda mucho al animatrix aquel de los robots, es el mismo guión. :D adoro los robots con locura XDDD.

Silvertongue dijo...

me encantó esta peli, fui a verla al único cine, hoy ya destruido, donde la ponían. Una delicia ^^

Kyô dijo...

Woh, tiene buena pinta, nos la apuntamos, seguro que nos gustará.
¡Saludos!

Kururin dijo...

Buf, siento decir que me aburrió como a un condenado. Técnicamente brillante, sí, pero se me hizo lenta y muy insulsa. Y no sé por qué metieron a Rock de malo cuando es de Next world y no de Metrópolis.

Chidory dijo...

Yo aun no la he visto y lo cierto es que tengo muchas ganas... no se por qué siempre la pospongo tanto. Quizás me anime a verla esta noche... voy a buscarla!

Por cierto Bambú, tienes un meme en mi blog! Se hace rápidito, animate! ;) Saludos!

Sr. Hyde dijo...

¿de qué año es?? a ver si va a ser la metrópolis que vi de pequeño... XD

Cho Hakkai dijo...

Esta es del 2001 :)

Yaichi dijo...

jajaja valeee! Ayer mismo la vi con mi primo!!xDD Y hoy la reseñé en el blog... Menuda coincidencia!!xD

otakupsx dijo...

que gran pelicula la vi hace muchos años pero vale la pena

Battosai dijo...

Pues a mí me aburrió bastante esta película, la verdad.

Montse Akane dijo...

Yo también tengo intención de volver a verla, porque recuerdo que no me gustó mucho... y casualmente me compré el DVD este jueves... así que ya no tengo excusa ^_^

Saludos.

Sr. Hyde dijo...

ei figuras!! he subido a mi blog la peli de Eureka Seven, va de amor y mechas, puede que os interese!! sorry por el spam! XDDD.

Sr. Hyde dijo...

huala qué chungo, ¿ese de donde ha salido?? XDDD.

Sr. Hyde dijo...

jolin se os ha metido a todos un bot spamer...

Cho Hakkai dijo...

Pero solo en este Post, no lo entiendo.

Anónimo dijo...

la verdad es que, por desgracia, me aburrió bastante.. :\

La Estantería de Cho © 2014