lunes, marzo 30

La Ola

lunes, marzo 30
Libro: La Ola
Título original: The Wave. The classroom experiment that went too far
Autor: Morton Rhue
Género: Juvenil, fascismo, escuela
Editorial: Takatuka / Boolino
Año: 1981
Origen: EEUU
ISBN: 978-84-92696-36-9
Páginas: 160
Puntuación: 8
Primer capítulo: Leer Aquí
Reseña: Ben Ross, un profesor de historia que imparte clases en un instituto, muestra a sus alumnos un vídeo sobre la Segunda Guerra Mundial y la aberración cometida por los nazis. Horrorizados, muchos de sus alumnos cuestionan que un movimiento nazi fuera capaz de surgir en la sociedad actual y, por ello, el profesor decide realizar un pequeño experimento con sus propios alumnos.

En base a lo anterior, Ben, como si estuviera realizando una pequeña dinámica de clase, modifica la retroalimentación entre alumno y profesor, similar a una jerarquía militar, y comenzará a tratarlos como una élite de personas bajo su mandato. Gran parte de los alumnos acabarán entusiasmados con la idea de su profesor, el cual bautizará a su organización como La Ola, convirtiéndose en todo un movimiento que se extiende incontrolado, con un emblema y saludo que identifica a sus miembros. Aunque el ingenio del profesor Ben Ross es más que palpable, nunca pudo imaginar la posibilidad de que su Ola se le escapara de las manos.

Nos encontramos ante un título de lo más interesante que está basado en hechos reales que sucedieron en un instituto de California. Cuando leímos el libro, quedamos fascinados con la habilidad que tuvo el profesor para dar una explicación práctica de la facilidad con la que una organización cobrara vida propia y se apoderara de la conducta de sus integrantes e incluso de él mismo. Sin lugar a dudas, aunque el personaje principal de esta historia es Ben Ross, el indiscutible protagonista sobre el que ronda todo el libro es la propia Ola.

Narrado en tercera persona del pasado, el desarrollo del libro se centrará en la relación de Ben Ross con sus alumnos como profesor de historia y líder de una organización ficticia, así como de una alumna que se toma el movimiento de La Ola como una broma y observa incrédula cómo el resto de sus compañeros se desviven por el correcto funcionamiento de La Ola.

Estamos ante un libro con un argumento sorprendente dirigido a un público juvenil que enamorará a fanáticos de la literatura. Tal ha sido el éxito de La Ola que ya existen otros títulos relacionados como una novela gráfica editada por la misma editorial y una adaptación a la gran pantalla alemana dirigida por Dennis Gansel con el título de La Ola (2008). La edición que aporta TakaTuka está caracterizada por una encuadernación rústica, de un papel de considerable gramaje y ofrece algunas imágenes relacionadas con el régimen nazi.

El estilo mostrado por Morton Rhue, autor del libro, es muy directo y fácil de leer, sin empobrecer el nivel del lenguaje. Su resultado final es un libro que no llega ni a doscientas páginas, consiguiendo atrapar al lector de principio a fin. Para terminar, queremos hacer una mención especial a este título que, aunque está basado en hechos reales y pensamos que no es nada recomendable para un profesor llevar lo sucedido a la práctica, constituye un recordatorio a la humanidad de lo que podemos llegar a ser. Nunca debemos olvidar los hechos históricos del pasado, porque así podríamos evitar caer en errores ya cometidos. 

En definitiva, este impresionante título, La Ola, cumple con éxito la misión de recordar a la humanidad y, mediante pequeños gestos, acercar a personas jóvenes a lo que somos capaces de llegar ante determinadas circunstancias. Un libro muy recomendable por su experimento tan curioso y las reflexiones que arroja.

viernes, marzo 27

Crónica presentación Dragones de Tarkir

viernes, marzo 27

El pasado 21 de marzo acudimos a la presentación de Dragones de Tarkir en la tienda PVP. Con Dragones de Tarkir se cierra el ciclo iniciado por Khans de Tarkir, un ciclo que ha hecho las delicias de los jugadores de Magic por contener entre sus cartas las valiosas y preciadas fetchlands.

Una presentación es un evento en el que pagas tu inscripcción, adquieres un kit de presentación que contiene varios sobres de cartas y un dado de veinte caras con el que contar tus vidas. Tras la entrega de kits de presentación a los jugadores, todos proceden a abrir sus sobres y a formar un mazo compuesto por un mínimo de 40 cartas. Tras ello, se realiza un torneo en el que todos compiten usando las cartas que han adquirido. Una presentación es una forma muy interesante de comprar cartas Magic con las que engrosar tu colección y potenciar tus mazos a la par que sacas el máximo partido a tu inversión porque te diviertes muchísimo.

Bambú optó por el gremio Kolagan (rojo-negro) mientras que Cho Hakkai eligió Ojutai (blanco-azul). Nuestros principales motivos fueron que el estilo de juego de Bambú es muy agresivo y, además, es mejor jugadora que Cho. Este último, por su parte, escogió Ojutai porque le gustaba muchísimo Narset Trascendente (una planeswalker presente en la expansión) y pensaba que, tal vez, con esa elección podría abrir una Narset en cualquiera de los sobres. No fue así.

El mazo de Bambú era muy rápido, usando criaturas que lanzaba con su coste de rapidez, pudiendo ganar una ronda a una velocidad considerable. No obstante, el gran problema de Bambú fue la mala suerte a la hora de robar (Magic the Gathering no deja de ser un juego de azar). Había partidas en la que sólo robaba maná cuando no le quedaban criaturas con las que atacar o defenderse. Lamentablemente, pese a su gran mazo que había construido, no pudo quedar en buena posición (11 de 12). La idea de Bambú fue buenísima, pero las cartas que abrió podrían ser otras más útiles pues, de hecho, sus mejores cartas fueron de un tercer color el cual decidió no salpicar (splash), algo muy comprensible.

Las partidas de Cho Hakkai fueron totalmente distintas. En el tiempo que dispuso para construir su mazo tuvo que escoger unas cartas casi al azar y, sorprendentemente, pudo hacerse con algunas victorias. Las mejores cartas que incluyó en su mazo fueron Anefenza espíritu del árbol familiar y Ojutai señor dragón.

Gracias al buen mazo construido y su suerte a la hora de robar cartas, Cho pudo derrotar a dos rivales por 2-0. Como las partidas que se juegan en una presentación son partidas niveladas, cuanto más ganaba Cho Hakkai, más fuertes eran sus próximos adversarios. Contra su tercer rival perdió 2-1, obteniendo el mismo resultado con su cuarto rival y con el que estuvo a punto de quedar en empate. Cho Hakkai quedó sexto. Como al torneo se presentaron 12 jugadores, sólo llevaban premio el top 4. Los jugadores decidieron pactar, se repartieron el botín y el resto recibió un sobre de regalo por participar y casi todos nos fuimos a almorzar a un Burguer King mientras revivíamos grandes hazañas realizadas en el torneo.

Tras el torneo, jugamos a un pequeño minijuego consistente en derribar figuras con un dado y, según la cantidad y puntuación de las que se tiraran, te regalaban una carta. Nos llevamos dos Sirviente de la señora dragón.

Nuestras mejores jugadas:
Cho Hakkai.
Sacar Ojutai señor dragón en un turno, anexarle encantamiento Maestría de Batalla (así Ojutai señor dragón daña dos veces), y restarle 10 vidas de un golpe al rival.
Lanzar Decreto del Gran Maestro conjuro +2/+1 a todas las criaturas, el rival lo contrarresta, responder con un Negar, el conjuro se resuelve y el rival concede la victoria.

Bambú
Ganar una partida sólo atacando con criaturas por su coste de rapidez

Por último, os dejamos con una foto de las mejores cartas que hemos abierto en la presentación.


Geek Girl

Libro: Geel Girl
Título original: Geek Girl
Saga: Geek Girl #1
Autora: Holly Smale
Género: Juvenil, humor, moda  
Editorial: Destino (2015)
Año: 2013
Origen: Londres
ISBN: 978-84-08-13866-2
Páginas: 336
Puntuación: 7
Primer capítulo: Leer Aquí
Reseña: Harriet es una geek. A sus quince años, Harriet tiene asumido su papel de empollona y chica del montón que no le gusta vestirse con ropa fashion, ni zapatos de tacón alto y, mucho menos, maquillarse.

A Harriet no le interesa ser popular ni pretende ser femenina; por ello, cuando le surge la oportunidad de ser modelo, tiene que pensárselo bastante antes de aceptar la propuesta que puede cambiar su vida.

Estamos ante una novedad fresca, divertida y alocada. Geek Girl es una novela que llega pisando fuerte por su estilo moderno y desenfadado, tanto en la narrativa como en el argumento. Un título que aborda la moda y los inicios de una chica completamente normal que se adentra en ese ambiente tan controvertido con un tono sumamente jocoso y unos personajes que no defraudan en absoluto.

Geek Girl se presenta con una historia de corte juvenil donde su protagonista es la narradora y nos cuenta de forma directa y en primera persona cómo es su estilo de vida e intromisión en el mundo de la moda. Harriet se define a sí misma como una geek porque le gusta hacer listas, aprender curiosidades insólitas y ser discriminada socialmente por sus compañeros de instituto. En mi opinión, es cierto que Harriet es un poco friki por sus aficiones y estilismo pero tampoco considero que sea tan preocupante, ya que a mi misma me encanta hacer listas de todo y, por ese motivo, en algunos aspectos me he sentido muy afín con Harriet. Además, pienso que Harriet no es la típica geek fea porque si no, nunca se hubieran fijado en ella para ser imagen de ninguna marca. Tras estas puntualizaciones, considero que la idea principal de Geek Girl es muy jugosa y, efectivamente, tiene el atractivo suficiente para enganchar desde el principio.

El nudo argumental de Geek Girl se centra en cómo Harriet entra a formar parte del mundo de la moda. Este apartado es brutal, ya no sólo por el estilo desenfadado de Harriet a la hora de contarnos su propia experiencia, sino por las situaciones tan divertidas que ocurren y los personajes tan peculiares que entran en escena. En principio, Harriet es una adolescente sin aspiraciones ni experiencia en la moda, así que resulta muy divertido ver cómo tiene que aprender a andar con tacones, cambiar de estilismo y codearse con otras modelos. Precisamente, este punto es uno de los que aportan más situaciones cómicas al libro, ya que Harriet siempre acaba metiendo la pata.

Al margen de la buena dosis de humor que caracteriza Geek Girl, en esta novela también hay lugar para otras cuestiones más profundas como aprovechar las oportunidades que te brinda la vida. En este sentido, me ha gustado mucho que un personaje como Harriet se lanzara a aceptar una propuesta que no entraba en sus planes. A veces, personas como Harriet que tienen un perfil tan calculador, es difícil hacerlas cambiar de idea cuando se le presenta una propuesta tan arriesgada. Por ello, me ha parecido muy alentador que un personaje como ella aceptara un trabajo con el que no tiene nada que ver y, más aún, sabiendo que no encajaría en ese mundo de flashes y pasarelas. Efectivamente, es difícil lanzarse a la piscina cuando no tienes nada en común con un proyecto pero, a su vez, estoy muy de acuerdo en que hay oportunidades que sólo se presentan una vez en la vida y, por supuesto, hay que aprovecharlas porque pueden ser la clave para que cambie tu destino.

Otra característica interesante de Geek Girl son las relaciones de amistad, especialmente la que tiene Harriet con Nat. Por una parte, me encantan las amistades tan estrechas pero, por otra parte, me daba rabia que Harriet no fuera sincera con su mejor amiga. Es cierto que es una adolescente y tiene que aprender la lección, pero me resultaba contradictorio que una chica tan lista como ella no se diera cuenta que estaba condenando al fracaso su amistad con Nat. Además, también hay otros personajes como Toby o Alexa con quienes tampoco me gustó su actuación, así que no me gustaría tener a Harriet como amiga, aunque en el fondo me cae bien por ser geek y conservar su esencia.

La familia de Harriet también juega un papel fundamental en esta historia, ya que son grandes apoyos para la protagonista y se interesan muchísimo por el futuro de su hija. Tanto el padre como Annabel son geniales, divertidos y cínicos. He disfrutado y reído a carcajadas con muchos de sus diálogos porque me encanta el sarcasmo y, si a esto le sumamos el personaje estrambótico de Wilber, entonces el cocktail resulta totalmente explosivo.

No obstante, hay un aspecto que me ha decepcionado, ya que esperaba una historia romántica entre la protagonista y algún chico. Es cierto que en el libro hay un pequeño flirteo y a Harriet empieza a gustarle alguien, pero me pareció insustancial y precipitado. No obstante, como este título pertenece a una saga, puede que más adelante se le de más importancia a este asunto, aunque también es preciso aclarar que este libro puede leerse de forma autoconclusiva.

En definitiva, Geek Girl es una novela divertida y desenfadada que nos motiva a luchar por nuestros sueños. Una historia donde con persistencia e ilusión nos enseña que cualquiera puede alcanzar su meta adaptándose a la situación por muy imposible que resulte. Cómica y tremendamente fresca, Geek Girl nos demuestra que cualquier geek puede transformarse en la chica de moda.

miércoles, marzo 25

Toda la verdad que hay en mí

miércoles, marzo 25
Libro: Toda la verdad que hay en mí
Título original: All the truth that´s in me
Autora: Julie Berry
Género: Juvenil, romántica, drama  
Editorial: Ediciones SM (2015)
Año: 2013
Origen: EEUU
ISBN: 9788467574227
Páginas: 280
Puntuación: 7
Primer capítulo: Leer Aquí
Reseña: Hace cuatro años, Judith y su amiga desaparecieron del pueblo sin previo aviso. Lamentablemente, encontraron el cadáver de su amiga pero no fue hasta más tarde cuando, de forma inesperada, Judith se presenta en casa mutilada tras un largo periodo de cautiverio.

A su regreso, Judith es rechazada por sus convecinos e, incluso, por su propia madre que piensa que ha traído la deshonra a su familia. Conmocionada por el secuestro, mancillada y rechazada, Judith se siente avergonzada e intenta reprimir el amor que siente por Lucas desde que era una niña. Sin embargo, su amor por Lucas es tan fuerte que no dudará en correr riesgos y manchar aún más su nombre para poder salvarlo.

Con un inicio impregnado de misterio e intriga, Toda la verdad que hay en mí se presenta con una historia narrada con un estilo muy directo, como si se tratara de una carta de amor que aclara un episodio turbio y crudo en la vida de su protagonista y narradora. Al principio, nos encontramos con muchas piezas sueltas que deberán ir encajando a medida que se va desarrollando el hilo argumental. No obstante, la esencia reside en que esas piezas son clave para la historia, ya que invita al lector a sentirse atraído por la verdad que esconde Judith tras su amargo silencio. Sinceramente, considero que Toda la verdad que hay en mí tiene un comienzo espectacular porque  esas palabras de dolor y tristeza me intrigaron desde el primer momento e, inmediatamente, sentí la necesidad de saber qué atrocidades había tenido que padecer nuestra protagonista.

De esta forma, Toda la verdad que hay en mí se centra en mostrarnos cómo es la vida de Judith tras su secuestro. Inexplicablemente, una vida en la que se siente discriminada y humillada por estar lisiada y no poder ni querer explicar lo que ocurrió cuando estuvo desaparecida. Este aspecto del libro me ha encantado porque, sin especificar en qué año está ambientada la historia, por el estilo de vida y el trato que tiene la mujer en la sociedad, se puede deducir que se desarrolla en otra época. Además, siempre me ha resultado muy interesante leer sobre la desvalorización de la mujer a lo largo de la historia en primera persona y, en el caso de Judith, me ha transmitido esa sensación de injusticia, impotencia y derrota que viene precedida por las habladurías e incomprensión de una comunidad insolidaria.

Otra característica fundamental en esta novela es su contenido romántico. Estamos ante un libro con un amor resignado, sufrido e imposible que, debido a las circunstancias, su protagonista no se atreve a mostrar abiertamente. A grandes rasgos, es un romance aceptable porque se aprecia el enamoramiento de Judith y su entrega total a la relación pero, en cambio, Lucas no ha terminado de convencerme, demasiado frío y parco en palabras. No obstante, me ha parecido mucho más emotiva la relación de amistad entre Judith y María porque sus conversaciones además de ser divertidas, arrojaban mucha lucidez a la situación y sus encuentros denotaban una amistad verdadera. Las apariciones de María en el libro me han gustado muchísimo porque, aunque al principio puede parecer una interesada, luego se convierte en un apoyo fundamental para Judith y la anima a esforzarse y no quedarse estancada.

En cuanto a la narrativa, Toda la verdad que hay en mí es un libro de lectura sencilla que contiene muchos diálogos. La historia contribuye a que resulte adictivo desde el principio aunque, en algunas páginas centrales, también hay que subrayar que su ritmo decae porque Judith va intercalando algunas escenas de su pasado y retarda lo que verdaderamente queremos saber que, por cierto, no se desvela hasta el final y queda perfectamente argumentado.

En definitiva, Toda la verdad que hay en mí esconde una historia muy dura sobre una chica enamorada que, a través de su relato, intenta confesar sus sentimientos y aclarar su horrible pasado. Un libro juvenil intimista, romántico y crudamente dramático.

lunes, marzo 23

Los Amigos

lunes, marzo 23
Libro: Los Amigos
Título original: Natsu no Niwa
Autora: Kazumi Yumoto
Género: Juvenil, amistad, humor
Editorial: Nocturna Ediciones (2015)
Año: 1992
Origen: Japón
ISBN: 978-84-943354-1-9
Páginas: 210
Puntuación: 7,5
Primer capítulo: Leer Aquí 
Reseña: Yamashita, Kiyama y Kawabe son tres amigos de doce años que van juntos al colegio. Un día, la abuela de Yamashita muere, y los tres amigos empiezan a hacerse preguntas sobre la muerte. De esta forma, los tres pequeños deciden observar a un anciano solitario para poder estar presentes cuando muera y satisfacer la curiosidad morbosa de ver por primera vez un cadáver. 

Sin embargo, las visitas de estos tres amigos serán cada vez más frecuentes y, sin esperarlo, acabarán entablando una bonita amistad con el viejo, quién pese a ser un tipo solitario y cascarrabias, compartirá con ellos muchas de sus vivencias, les enseñará algunas labores cotidianas y pasarán mucho tiempo en compañía.

Estamos ante una novela que trata un tema tan profundo como es la muerte pero desde el punto de vista de unos protagonistas muy jóvenes, inmaduros e inexpertos. Desde la perspectiva de un niño, la muerte es algo tan lejano e incomprensible que, hasta que no lo viven de cerca, no son verdaderamente conscientes de su existencia. Por ello, este libro nos acerca a cómo perciben la muerte unos niños de doce años que, en principio, se ven atraídos por la curiosidad de observar un cadáver pero, muy pronto, se dan cuenta que dejar de existir supone dejar un vacío entre los seres queridos y también se harán preguntas sobre qué hay después de la muerte.

Narrado en la voz de Kiyama, Los amigos relata la historia de tres niños que, después de clase, se reúnen para jugar juntos y tener conversaciones desde lo más banal a lo más profundo. A raíz de una conversación sobre la muerte, los niños empiezan a visitar a un viejo que les hará madurar y ver ciertos aspectos de la vida de forma menos frívola. Del argumento, hay que destacar el tono cómico e intrascendente que utilizan los niños para tratar temas tan serios como la muerte, la soledad y la tercera edad. Al inicio, se palpa cómo los niños bajo su inocencia hablan de la muerte como algo distante e insustancial, y siempre haciendo comentarios muy divertidos. Sin embargo, más tarde se aprecia cómo, a medida que van asimilando el significado de la muerte, ellos mismos van madurando y valorando muchas cuestiones que antes no respetaban. 

Como su propio título indica, esta novela también trata sobre la amistad. Una amistad verdadera, que no entiende de edades y está basada en la confianza. En este sentido, Los amigos nos ofrece dos grandes vertientes, por un lado, se encuentra la amistad entre los tres niños y, por otro, la que mantienen con el viejo. Aunque la amistad entre los tres pequeños nos ha gustado por ofrecer ese toque infantil, divertido y travieso, la clave del libro reside en la amistad que se forja con el viejo. Nos ha resultado muy emotivo como estos cuatro personajes empiezan a estrechar lazos, se hacen compañía, intercambian opiniones, comparten confidencias y se ayudan mutuamente. Además, es una relación que comienza de forma curiosa y no se hacen íntimos en dos días, sino que se van tomando cariño con el paso del tiempo y sin darse cuenta de lo importantes que son los unos para los otros.

En cuanto a la edición, estamos encantados de que las editoriales sigan apostando por la literatura japonesa y, sobre todo, publiquen libros tan especiales como éste en el que se desprende tanta ternura, inocencia y ese toque reflexivo que consigue llegar a todos los públicos. Además, cabe destacar la portada tan acertada diseñada por Ana Oncina (Croqueta y Empanadilla), ya que refleja a la perfección tanto la historia como a los personajes con un estilo sencillo y delicado, retratando una de las escenas del libro donde los chicos espiaban al anciano.

En definitiva, Los amigos es una historia divertida y emotiva que trata sobre aquel verano inolvidable que nos hizo madurar. Es un libro que nos ofrece una postura pueril y curiosa sobre la muerte, la tercera edad y la soledad con un tono muy fresco, juegos de niños insignificantes pero que para ellos son un mundo y, especialmente, temas profundos que nos hacen reflexionar sobre la verdadera amistad y la alegria de vivir.

sábado, marzo 21

Lecturas febrero 2015

sábado, marzo 21

Como somos dos administradores en el blog y cada uno tiende a reseñar distintos géneros, finalmente nos hemos decidido a publicar, mensualmente, un resumen de nuestras lecturas para hacer un recuento del número de libros leídos y dejar constancia de quién es el autor de cada reseña o, en su defecto, si lo hemos leído juntos.

1. 813 Truffaut de Paula Bonet (Leer Reseña). Este libro biográfico e ilustrado lo leímos conjuntamente y nos resultó muy instructivo, a la par que una gozada para la vista. Tenemos pendiente ver alguna película del gran cineasta. (Bambú y Cho hakkai)

2. Uno más uno de Jojo Moyes (Leer Reseña). Un libro que disfruté por ser familiar, emotivo y realista. Tanto la historia como los personajes me calaron hondo. Muy recomendado (Bambú)

3. Flora y Ulises de Kate Di Camillo (Leer Reseña). Este libro infantil fue otra lectura conjunta que disfrutamos como enanos y es que la inocencia de su protagonista, así como su forma de ser tan cínica nos hizo pasar unas tardes muy divertidas. Sin duda, fue una lectura muy especial (Bambú y Cho hakkai)

4. Aceptación de Jeff Vandermeer (Leer Reseña). Cierre de trilogía que me duró más de lo esperado, ya que empecé a leerlo a finales de noviembre y no lo acabé hasta el pasado mes. Su lectura se me hizo cuesta arriba. (Cho Hakkai)

5. Opposition de Jennifer L. Armentrout (Leer Reseña). Cierre de la saga Lux que me ha dejado con un sabor agridulce porque, por una parte me ha gustado cómo termina la historia pero, por otra parte, voy a echar de menos a su protagonista Daemon. (Bambú)

6. Los sueños de la memoria de Juan P. Vidal (Leer Reseña). Novela autoconclusiva que contiene una historia aceptable pero con un trasfondo filosófico muy interesante. (Bambú)

7. Casualmente de Fumio Obata (Leer Reseña). Novela gráfica de autor japonés muy entretenida y ligera que me ha sorprendido por el tema tan actual que trata. (Cho Hakkai)

8. Una navidad con croqueta y empanadilla de Ana Oncina (Leer Reseña). Cómic que también leímos conjuntamente y que intentamos dosificar al máximo debido a sus escasas páginas. No obstante, nos hizo reír e identificarnos con sus adorables personajes en multitud de situaciones. (Bambú y Cho Hakkai)

viernes, marzo 20

MTG Top 10 cartas de Dragones de Tarkir

viernes, marzo 20

Aprovechando que mañana será la presentación de la nueva expansión de Magic the Gathering, titulada como Dragones de Tarkir, hemos querido realizar un top 10 de las cartas que más nos interesan. Obviamente, no estamos hablando de las mejores cartas, sino que nos centraremos en las que son más afines a los mazos con los que solemos pachanguear con nuestros amigos y las que pensamos que pueden ser muy útiles para hacer top en la presentación.

Puesto 10: Dragonlord´s Servant


Si tenemos pensado construirnos un mazo temático de dragones, ésta sería una de las primeras cartas a tener en cuenta. Qué mejor que acelerar un poco la bajada de bicharracos.


 Puesto 9: Dragon Tempest


Me encanta esta carta. Pide un mazo temático de dragones y, con esta edición, tendremos nuestras carpetas con bastante dragones que utilizar. Este encantamiento tiene dos grandes ventajas. En primer lugar, hace que todas las criaturas voladoras que entren bajo tu control al campo de batalla tengan prisa y, además, si es un dragón, daña a tu rival o a una de sus criaturas.


Puesto 8: Dragonlord Dromoka


Dromoka es prácticamente una partida en la presentación. No puede ser contrarrestado, proporciona vía libre para que los oponentes no te fastidien en tu turno y, mejor aún, tiene vínculo vital. Con 7 puntos de defensa no hay quien mate a Dromoka.


Puestos del 7 al 3. Los mandatos


Nunca imaginé que fueran a lucirse con cartas tan útiles como estos mandatos. Son hechizos instantáneos que no sólo realizan una buena y oportuna labor, sino que te dan a elegir dos de entre cuatro opciones con las que ganar ventaja. 


Puestos 2 y 1. Los planeswalkers


No hay edición sin la aparición de un planeswalker. Nuestra preferida es Narset, menos costosa de bajar que Sarkhan, y con la capacidad de proporcionarte efecto rebote para uno de tus conjuros o hechizos instantáneos. Por otra parte, Sarkhan es mucho más costoso de bajar y además requiere maná de tres colores. No lo veo mucho en modern, pero el apoyo que ofrece es tremendo. 
La Estantería de Cho © 2014