sábado, octubre 20

Cuando sea mayor, quiero ser... (Aprendo con Peppa Pig)

sábado, octubre 20

Libro: Cuando sea mayor, quiero ser... (Aprendo con Peppa Pig)
Género: Infantil
Editorial: Beascoa (septiembre 2018)
ISBN: 9788448850692
Páginas: 32
Formato: Encuadernación cartoné, páginas de papel
Reseña: En este libro vamos a aprender junto a Peppa Pig y su familia, algunas profesiones como profesor, médico, veterinario, a la vez que aprendemos nuevo vocabulario y se nos invita a interaccionar con el libro buscando objetos y realizando pequeños pasatiempos.

Nuestra experiencia con este cuento ha sido con nuestro hijo de dos años y medio. Darío es fan de Peppa Pig, lo ve a todas horas y cada vez que se cruza con algún juguete, ropa o galletas de estos dibujos animados quiere comprarlos o nos espera una rabieta. Así que ya os podéis imaginar que este cuento es su favorito, lo lee todos los días y a todas horas. Obviamente, le gusta porque es de Peppa Pig y ese pequeño detalle lo incentiva para que aprenda las profesiones. De esta forma, Darío ya conoce oficios como los de médico, bombero y piloto, y ha podido reforzar algunos conceptos con los que está más familiarizado como profesora y policía. Otros trabajos, de momento, no termina de comprenderlos como el de guía o veterinaria. Obviamente, Darío no sabe qué es un veterinario porque no tenemos mascotas, ni un guía porque es un concepto difícil de comprender para un niño tan pequeño, pero resulta brillante que mediante este tipo de cuentos pueda acercarse a esas profesiones que no están en su entorno. 

Las profesiones que se muestran son las de policía, arquitecta, piloto, dependienta, médico, veterinaria, profesora, bombera, administrativo, guía, músico y agricultor. Cada par de páginas se dedica a una de las profesiones, creando un dibujo que abarca ambas páginas para aprovechar el formato apaisado del libro abierto. En cada escenario hallaremos un texto que explica una profesión en tercera persona, incluyendo la impresión que Peppa o alguno de sus familiares tiene de la misma. Otro tanto a favor de este cuento es que algunos objetos  que aparecen están señalados con su respectiva palabra, con lo que el vocabulario de nuestros pequeños se verá reforzado y ampliado. Además, en cada profesión se nos invita a realizar pasatiempos, siendo el más divertido, estimulante y asequible para nuestro hijo el de buscar objetos dentro de las ilustraciones. En la última página encontraremos todas las soluciones de los pasatiempos que consisten en buscar, relacionar, confeccionar sopas de letras, puzles, trazar un camino y hallar diferencias. Desde aquí os recuerdo que la finalidad de dicha página es para que puedan comprobar si han realizado bien sus actividades ¡No les enseñéis a hacer trampas! XD

En mi opinión, este álbum cuenta con ventaja sobre muchos otros de temática similar porque todos los niños conocen a Peppa Pig, y a la hora de aprender alguna de las profesiones, los personajes que aparecen contribuyen muchísimo a esta labor didáctica. Como es una licencia oficial, todos los peques que disfrutan de la serie de televisión sabrán, por ejemplo, que el doctor Brown es un médico y, de no saberlo porque aún no tengan la edad que les permita ampliar sus conocimientos, ahora con este libro podrán entenderlo mejor. Además, no solo los personajes son como los de la serie, también los escenarios y todo su colorido son totalmente fieles, motivo por el que los niños que adoran a Peppa Pig se volverán locos con este libro.


El público objetivo de este título es a partir de 4 años, una edad superior a la de nuestro hijo, pero como es de Peppa Pig sigue siendo ideal para él. El tamaño es muy grande y para su edad habría sido mejor un poco más pequeño, porque le gusta llevárselo todas las noches a la cama y no es muy cómodo para él cuando intenta leerlo tumbado. Por otra parte, sus páginas son finas y las dobla y arruga un poco al pasarlas, pero como le gusta tanto el cuento está aprendiendo a no estropearlas y cuidarlo.

En definitiva, Cuando sea mayor, quiero ser... (Aprendo con Peppa Pig) es un libro que disfrutarán los fans de Peppa Pig, a la par que aprenden las profesiones y nuevos conceptos. Un libro didáctico y con actividades muy divertidas.

¿Te gustan los cuentos infantiles? Visita nuestra sección de pequereseñas

viernes, octubre 19

Sangre y Honor

viernes, octubre 19
Juego de rol: Sangre y Honor
Ambientación: Japón de los samuráis
Jugadores: Mínimo 3, pero con más se aprovecha mejor el juego.
Creador: Jhon Wick
Traducción: Rocío Morón
Editorial: Nosolorol Ediciones (abril 2018)
ISBN: 978-84-17379-30-8
Material para jugar: dados de 6 caras, manual, papel y lápiz, hojas de personaje y clan
Puntuación: 8
Reseña: Sangre y Honor es un juego de rol ambientado en la Japón de los samuráis, y un título muy diferente al que jugadores de la vieja escuela estamos acostumbrados, pues la historia no solo será narrada por el director de juego, sino que los jugadores podrán aportar sus propias narraciones y tener el privilegio de interferir en el rumbo de los acontecimientos.

Mis jugadores y personas cercanas con relativa experiencia en los juegos de rol quedaron algo confusos, entre emocionados y extrañados, cuando supieron que todos podrían participar en la narración pero este presunto libre albedrío tiene sus reglas. En primer lugar, cada vez que se requiere una tirada para determinar qué va a ocurrir en una situación, dependiendo del resultado, los jugadores podrán narrar qué ocurre, ya sea para bien o para mal. Además, obtendrán mayor libertad si en este tipo de tiradas recurren a las apuestas.

Como bien indica el autor, la espina dorsal de Sangre y Honor son las apuestas. Sin entrar en mucho detalle y para no liaros, cuando los jugadores realizan una tirada pueden reservar dados sin tirarlos (apostarlos) y convertirlos en narraciones adicionales si superan la tirada inicial. Esto conlleva un riesgo porque al disponer de menos dados que tirar, hay más probabilidades de fracasar y perder la apuesta.

Con este sistema de apuestas podéis haceros una idea sobre la facilidad con la que los planes de un master pueden arruinarse gracias a las narraciones de los jugadores, pero en algunas ocasiones pueden ser los jugadores quienes se sientan algo cohibidos a la hora de narrar. En mi opinión, no es necesario ser un erudito de la antigua Japón para poder disfrutar de una partida de este juego; lo importante es que todos los jugadores vayan predispuestos a pasarlo bien y disfrutar. Aquí, para que los jugadores no se traben, es muy importante que tengan a mano información de sus personajes, los clanes rivales, geografía, construcciones y cómo está distribuido el terreno entre los diversos clanes. Como en todos los juegos de rol, se requiere un trabajo previo por parte del master pues, aunque planear una historia de principio a fin aquí es muy complicado, es una buena práctica dejar la mencionada información a disposición de los jugadores para que se inspiren, encajen las piezas de su propio puzle mental y disfruten de una partida creativa.

Además de su respectiva hoja de personaje, los jugadores tendrán que confeccionar la del clan a la que pertenecen, siendo un aspecto muy importante porque así podrían aprovechar sinergias. En mi caso, mis jugadores suelen ser tan vagos (sí, vagos, si estáis leyendo esta reseña que luego sé que la leéis, poneos las pilas), que no los imagino invirtiendo una primera sesión para hacer sus propias hojas de personajes y mucho menos debatiendo la de su clan. En este juego y en casi todos los que he jugado, he optado por hacerles sus propias hojas, y solo concederles la oportunidad de darle un nombre a su personaje y clan, y comenzar a jugar.

Además del sistema de apuestas, otro de los aspectos que me han gustado de Sangre y Honor es la libertad para acciones básicas de nuestros personajes. No podemos olvidar que son samuráis y pueden realizar muchas acciones con éxito dignas de su profesión. Esto se aleja del típico vicio que cometemos muchos masters de realizar tiradas innecesarias y de la posibilidad de ser derrotado por un enemigo enclenque, tal y como podría pasar en juegos como el MERP.

En cuanto a los puntos de vida y daño, os aclaro que todo va por niveles. No tenemos puntos de vida que determinen nuestra salud, más bien el daño que recibimos en el juego tiene un nivel, siendo el más alto caer desplomado y estar a un golpe de la muerte. En este sentido, me ha parecido muy realista porque en juegos que tenemos puntos de vida y descripción de daño, solemos centrarnos en los puntos de vida y olvidarnos al menos de lo desconchado que pueda estar nuestro personaje.

Sin entretenerme demasiado en la reseña, también me gustaría aclararos que las reglas no son tan extensas como puede aparentar este libro de 180 páginas, pues incluye muchos consejos y ejemplos para que entendamos mejor los pasos a seguir en los momentos esenciales de una partida. Entre otras características también resalto la opción de llevar a cabo una matanza cuando varios jugadores participan en una lucha, y que la magia como tal no existe en el juego ambientado de samuráis pero sí algunos elementos mágicos que pueden servirnos de apoyo (nada de lanzar hechizos). De otro lado, otro aspecto muy importante es que el paso del tiempo transcurre en estaciones (primavera, verano, otoño e invierno) y cada una se corresponde con una pequeña aventura que al terminar nos aportará algunas ventajas.

Como un juego adicional dentro de Sangre y Honor encontraremos las guerras entre clanes, unos eventos determinados por las acciones previas de nuestros jugadores que pueden surgir tras alguna estación. En este sentido, quiero elogiar al juego porque cuando surge la guerra, los jugadores aprenden a cambiar su visión de grupo y realmente disfrutan luchando con su guerra y planean sus movimientos. Aunque es cierto que la guerra les acaba perjudicando, pero también la hemos disfrutado mucho como si tuviéramos un pequeño juego de rol dentro de otro, una fase extra, con unas reglas pequeñas que dan mucha vida a nuestras partidas.

El lenguaje adoptado por el autor es mordaz y sabe dirigirse a sus lectores con un desparpajo y derroche de pasión por el rol que transmite entusiasmo y ganas de pasarlo bien en nuestras partidas. En una sesión perfecta, el master solo tendría que tener bien aprendidas las reglas y, con el potencial narrativo de cara a los jugadores, ellos mismos se encargarían de crear la historia. Pero en el otro extremo podemos encontrar jugadores más cohibidos o partidas que se tuercen, aconsejándose en tal caso restringir o limitar el poder narrativo de los jugadores. Con independencia de cómo se piense jugar, el autor siempre deja un mensaje tan claro como fundamental: que todos vayan predispuestos a pasarlo bien jugando.

Nuestra experiencia con Sangre y Honor ha tenido sus altibajos. Yo y mis jugadores avecinábamos un juego complicado y, además, tuve que bregar con una ambientación que nunca habíamos manejado por muy amantes de lo oriental que fuéramos y todas las películas, mangas y animes que hayamos disfrutado. Como en muchos juegos de rol, los inicios fueron duros, en parte por costumbrismo y otras veces por la ambientación. Al final pudimos disfrutar de unas partidas muy estimulantes, donde todos trabajamos en equipo en búsqueda de una gran historia que jugar y vivir que os recomiendo a todos. La única objeción que tengo con el juego es que me hubiera gustado muchísimo que incluyera una aventura completa a modo de ejemplo, para hacernos una idea previa en su totalidad del título al que nos enfrentamos.

El autor Jhon Wick, conocido por sus juegos de rol La leyenda de los cinco anillos, 7º Mar y Casas de Sangre, vuelve para sorprendernos con Sangre y Honor, un juego de rol para valientes, ambientado en la Japón de los samuráis. Aunque utiliza el sistema de Casas de Sangre, os aclaro que no es necesario haber jugado previamente al mencionado sistema y el manual recoge absolutamente todo lo necesario para comenzar a jugar. Además, es un delito perderos su maquetación de primera clase, cargada de motivos japoneses, una fuente de estilo oriental y sus ilustraciones tan elegantes y maravillosas que os incitarán a conservar este juego como un tesoro.

miércoles, octubre 17

Un encantamiento de cuervos

miércoles, octubre 17

Libro: Un encantamiento de cuervos
Título original: An enchantment of ravens
Autora: Margaret Rogerson
Editorial: Nocturna (septiembre 2018)
Género: Fantasía, young adult
Traducción: Carmen Torres y Laura Naranjo
Año: 2018
Origen: EEUU
ISBN:  978-84-16858-72-9
Páginas: 370
Puntuación: 6,5
Reseña: Isobel es una chica con una habilidad especial para pintar retratos. Un día el príncipe elfo de otoño, Grajo, acude a ella para que lo retrate. Debido a la mala relación que mantienen los elfos con los humanos, nuestra protagonista se siente muy nerviosa ante la amenaza de Grajo por ser temerario, tener unos ojos intrigantes y puede converturse en cuervo.

Efectivamente, el mal augurio que presiente Isobel cuando está pintando al enigmático elfo se vuelve realidad y, como consecuencia, acabarán emprendiendo un largo viaje repleto de peligros y amenazas para que Grajo recupere su buena reputación.

Un encantamiento de cuervos es un libro de fantasía que me ha recordado puntualmente a otros grandes títulos como Una corte de rosas y espinas, por la inclusión de las cortes estacionales élficas, y también a El castillo ambulante por la similitud entre la relación de Isobel y Grajo con Sophie y Howl. No obstante, esta novela es totalmente diferente y tiene su propio estilo; por ello, salvo las semejanzas mencionadas, considero que es original tanto en historia como en el mundo creado por la autora.

Argumentalmente, estamos ante un libro de fantasía con un worldbuilding muy interesante, bien ambientado e ingenioso. Ha sido muy fácil adentrarse en esta aventura gracias a la atmósfera, importancia de la naturaleza y el mundo que ha creado la autora, permitiéndonos visualizar en todo momento el entorno que rodea a los personajes. La trama tiene muy buen comienzo porque mezcla elementos tan atractivos como los encantamientos, elfos y cuervos. Isobel es una joven con grandes dotes para la pintura y llama la atención a los elfos porque ellos no tienen la capacidad de brillar en ningún arte y, por ello, envidian a los humanos. Junto a Grajo emprenderá un largo viaje por las distintas cortes élficas donde hallarán peligros, enemigos y, sobre todo, tendrán que enfrentarse a sus propios sentimientos. Como decía anteriormente, este libro tiene un comienzo espectacular por mostrarnos una sociedad donde existen elfos y humanos, así como las características de la raza y sus diferencias. Sin embargo, pienso que durante el entramado la historia sufre altibajos, ya que le falta esa chispa que explosione nuestras emociones.

Cuando leo fantasía, siempre me fijo en el tipo de seres que existen en el libro y la magia que se practica. En el caso de Un encantamiento de cuervos me ha encantado que existan elfos que se transforman y hagan magia, pero me ha faltado profundidad en ambos aspectos. Me hubiera gustado que se explicara con más detalle cómo es la magia, especialmente el tema de las transformaciones, ya que Grajo se convirtiera en cuervo me pareció muy interesante y me ha sabido a poco. De todas formas, es un libro donde hay encantamientos y se respira mucha magia, incluso aunque no se esté ejecutando ningún hechizo.

En cuanto a los personajes, Isobel se ajusta al perfil de chica fuerte, con principios y luchadora. En cambio, Grajo es enigmático, letal y un poco oscuro, pero luego se va abriendo y acabas encariñándote con él, ya que en el fondo tiene buenos sentimientos. Como pareja, se compenetran bastante bien, tienen su lado pícaro y me gusta cómo evoluciona su relación. El gran problema de esta pareja es que me ha faltado intensidad y un poco de credibilidad, ya que como amigos tienen química pero como enamorados, la conexión flaquea bastante. En cuanto a los secundarios, pienso que se podría haber sacado más provecho de los elfos de las distintas cortes.
 
Narrado en primera persona por Isobel, Un encantamiento de cuervos es un libro muy bien escrito que brilla especialmente por su entorno y ambientación, ya que la autora nos transmite a la perfección cada detalle de los personajes, la naturaleza que los rodea o los maravillosos vestidos que lucen en las fiestas. Además, es un libro muy fácil de leer porque contiene muchos diálogos y tiene un toque de cuentos de hadas muy enigmático, mágico y oscuro.

En definitiva, Un encantamiento de cuervos es una novela de fantasía con elfos letales y envidiosos que hacen temblar a los humanos con sus artimañas y hechizos. Un libro de magia, viajes peligrosos y enfrentamientos que brilla por su protagonista tan fiel a sus principios.

lunes, octubre 15

Hija del dragón

lunes, octubre 15
Libro: Hija del dragón
Saga: The conqueror´s saga #1
Título original: And I Darken
Autora:
Kiersten White
Traducción: Jofre Homedes Beutnagel
Género: Fantasía, histórica, young adult
Editorial: Puck (octubre 2018)
Año: 2016
Origen: EEUU
ISBN: 978-84-96886-83-4
Páginas: 480
Puntuación: 7,5
Primer capítulo: Leer aquí 
Reseña: Lada y su hermano Radu fueron entregados como rehenes al imperio otomano por parte de su padre. Desde siempre, Lada ha tenido que sobrevivir cuidando de sí misma y protegiendo a su hermano que es más débil y frágil. En su nuevo hogar, Lada y Radu se formarán y crecerán junto a Mehmed, futuro sultán del imperio otomano. Los tres jóvenes formarán un tándem inseparable, aunque muy pronto tendrán que desplegar sus armas y estrategias para enfrentarse a las guerras y conspiraciones que se avecinan.

Basado en hechos reales históricos, Hija del dragón nos transporta al imperio otomano y se centra en el personaje de Vlad Dracul. Como curiosidad, Bram Stoker se inspiró en dicho personaje para crear al clásico Drácula. En el caso de Kiersten White, la autora le ha dado una vuelta de tuerca a la historia y ha convertido al mítico Vlad Dracul en personaje femenino. 

Hija del dragón se remonta al nacimiento de nuestra protagonista Lada. Unos orígenes marcados por su condición de mujer, su lucha por ser aceptada por un padre despiadado y letal, y convertirse en una guerrera inigualable. Además, también seremos partícipes de cómo crece junto a su hermano Radu y acaban conociendo al futuro sultán Mehmed. Este inicio que puede parecer algo introductorio, me gustó especialmente porque la autora no sólo nos ubica dentro de un contexto histórico como es el imperio otomano, sino que también vamos conociendo más profundamente a Lada, Radu y Mehmed. Tres chicos que crecen juntos, se comprenden y encuentran el afecto que sus progenitores nunca les dieron. Por ese motivo, es muy fácil empatizar con ellos y formar parte de ese vínculo tan inquebrantable que se va creando mientras se enfrentan a innumerables desavenencias. 

Lo que más me ha gustado de este libro son las relaciones que se forjan entre los personajes. Por un lado, tenemos a Lada con Radu, una unión fraternal que desprende ternura, protección y, por supuesto, muchas diferencias. Por otro, la relación de Lada con Mehmed también es muy intensa por cómo nuestra protagonista odia la ciudad de su amigo y finalmente acaba estrechando lazos con el hijo del hombre a quien más odia. Además, el triángulo de Lada, Radu y Mehmed también es absolutamente arrollador, ya que no faltan los celos, amor y miedos. 

Otro apartado relevante es que se trata de un libro de estrategias políticas y bélicas donde prevalecen las escenas de acción, conspiraciones, alianzas, traiciones y despliegues de ejércitos para asaltar reinos vecinos. Un libro de tácticas y conflictos bélicos que me ha sorprendido muy gratamente por las artimañas tan desleales, puñaladas traperas y asaltos sanguinarios que te hacen pensar que no puedes confiar en nadie, puesto que cualquier personaje puede morir a manos de su propio aliado.

Hija del dragón está catalogado dentro del género ucronía y transcurre durante el período del imperio otomano. No soy amante de la historia, pero debo admitir que esta reconstrucción me ha fascinado tanto que incluso he buscado datos para saber qué parte de este libro es realidad y cuál ficción, porque la verdad es que no he sabido distinguirlo. Por ello, considero que la autora ha realizado un trabajo de documentación y adaptación muy loable. Además, me parece maravilloso que gracias a este tipo de libros me haya interesado por saber más sobre historia cuando es una asignatura que siempre me pareció aburrida.

En cuanto a los personajes, Lada es mi preferida por ser una auténtica heroína, ya que es una mujer luchadora, valiente y fuerte. Mehmed también me ha gustado por mostrar su lado más humilde con la relación tan afectiva que mantiene con sus amigos pero, por otro lado, es un heredero al trono con muchas inseguridades. En cuanto a Radu, al principio me parecía adorable pero hacia el final me decepcionó por envidioso, egoísta y mimado. Aunque la gran protagonista es Lada, también se contempla el punto de vista de su hermano Radu y me hubiera parecido colosal que incluyera la perspectiva de Mehmed, ya que me interesaría conocer sus pensamientos sobre ciertas tramas que suceden durante la historia.

Narrado en tercera persona, Hija del dragón es un libro muy bien escrito, documentado y perfectamente estructurado. Es cierto que al principio me costó habituarme a tantos nombres y al uso de un vocabulario acorde con la época donde transcurre la historia, pero luego la lectura es muy fluida y tiene un trasfondo feminista muy interesante.

En definitiva, Hija del dragón es una novela histórica ambientada deliciosamente en el imperio otomano donde vamos a encontrar conspiraciones, luchas de poder, traiciones y muchas puñaladas por la espalda. Un libro bélico de amistad y amor totalmente cautivador.

domingo, octubre 14

El libro de los animales salvajes y sus sonidos

domingo, octubre 14

Libro: El libro de los animales salvajes y sus sonidos
Título original: Was Horst du Hier? Wilde Tiere
Traducción: Laura Fanton
Género: Cuento, primeros lectores
Editorial: Picarona (2018)
ISBN: 978-84-9145-161-7
Páginas: 14
Formato: Encuadernación cartoné, páginas de papel
Reseña: El libro de los animales salvajes y sus sonidos es una especie de enciclopedia compuesta por 45 animales en la que podemos escuchar sus respectivos sonidos. Está estructurado en secciones divididas en siete hábitats diferentes: en la selva tropical, en el desierto, en la sabana, en el hielo, en las montañas, pájaros y al otro lado de la tierra.

Además de mostrarnos una amplia variedad de animales salvajes, también incluye textos en los que se explican características tan variopintas como habilidades físicas, hábitos, alimentación y curiosidades. No obstante, lo más llamativo de este libro son los sonidos que acompañan las imágenes de los 45 animales, ya que además de didáctico resulta muy divertido. 


Nuestra experiencia con El libro de los animales salvajes y sus sonidos ha sido con nuestro hijo de dos años y medio y, como adelanto, deciros que le ha encantado. Al principio no le llamaba la atención porque los animales que aparecen no son los típicos que todos los niños conocen como el perro, el gato o los cerditos. Sin embargo, cuando descubrió que tenía sonidos mostró más interés y se dedicó a encender y apagar el botón que tiene en el reverso y a tocar cada animal para escuchar los sonidos que hacen. En adición, como Darío no conoce muchos animales que aparecen en este libro, él los llama perros, gatos y a los que ve más amenazadores, nos da a entender que son monstruos similares a dinosaurios recurriendo a gestos y onomatopeyas. 

Sin duda alguna, la peculiaridad más distintiva de este cuento son los sonidos y por ello su formato es en tapa dura, contiene páginas finas pero en el reverso hay una caja más gruesa donde contiene las pilas y el botón de apagado y encendido. A grandes rasgos, es un álbum con sonidos muy intuitivo e interactivo, pero, como desventajas, consideramos que hay que pulsar demasiado fuerte para que algunos animales nos muestren sus voces y, por cada página que pasamos, tenemos que pulsar un botón rojo para acceder a los respectivos sonidos, con la consecuente confusión inicial en los primeros tanteos del libro. 


En referencia al dibujo, encontramos imágenes reales de los animales, de forma que en el lado izquierdo aparecen los datos y en el derecho los animales y sus respectivos círculos para pulsarlos y así revelar sus sonidos. En general, es muy colorido y con fondos muy nítidos y agradables a la vista y, por supuesto, las imágenes reales aportan una presentación enciclopédica, con la que nuestros peques puedan reconocer mejor a los animales.

El libro de los animales salvajes y sus sonidos es un cuento que sirve para que los más pequeños se familiaricen con animales que no están acostumbrados a ver en su vida cotidiana, ni tal vez hayan oído hablar en su entorno, como por ejemplo: el geco, el yak o el uombat. Es cierto que tal vez este libro está dirigido a niños un poco más grandes que Darío, pero igualmente ha podido disfrutarlo porque le encantan los animales, ha aprendido el nombre de muchos que no conoce y sigue sorprendiéndose ante las fotografías y sonidos de aquellos que no termina de concebir.

En definitiva, El libro de los animales salvajes y sus sonidos es un cuento para ampliar conocimientos sobre el mundo animal y sus sonidos. Un título divertido, interactivo y didáctico que disfrutarán los más pequeños por sus sonidos y nunca se cansarán de hojear porque es como una enciclopedia gráfica para consultar en cualquier momento. 

¿Te gustan los cuentos infantiles? Visita nuestra sección de pequereseñas

viernes, octubre 12

Zita, la viajera espacial

viernes, octubre 12

Cómic: Zita, la viajera espacial
Título original: Zita the spacegirl
Texto e ilustraciones: Ben Hatke
Traducción: Xisca Mas
Género: Cómic
Editorial: Astronave (septiembre 2018)
ISBN: 978-84-679-3201-0
Páginas: 192
Formato: Encuadernación cartoné, páginas de papel
Reseña: Cuando su amigo Joseph es abducido por unos extraterrestres, Zita no dudará en acudir a otro planeta para rescatarlo. En ese nuevo mundo encontrará seres de lo más extraño como robots, caracoles gigantes o arañas, además Zita tendrá que enfrentarse a numerosos peligros para poder regresar a casa.

Estamos ante un cómic de aventuras protagonizado por una chica alegre, valiente y dicharachera que se enfunda en un viaje de lo más extravagante paran ayudar a su mejor amigo. Un cómic divertido y colorido que te hará pasar un buen rato y te dejará con ganas de más aventuras de esta peculiar heroína.

La historia nos transporta a un mundo desconocido donde habitan seres monstruosos y el único objetivo de nuestra protagonista es escapar de allí para volver a casa. Con una trama sencilla, este cómic de aventuras brilla por su tono cómico y el periplo de Zita por regresar a casa sana y salva. Un viaje donde hallará peligros, seres grotescos y batallas para escapar de numerosos enemigos. A simple vista, es cierto que la trama es sencillita pero su protagonista es muy carismática, tiene buen sentido del humor y su viaje se convierte en una aventura inolvidable.

El estilo de este cómic me ha recordado muchísimo a películas de animación y videojuegos de aventuras en los que tienen que seguir un recorrido sorteando peligros hasta llegar a su meta final. Además, es muy rápido de leer porque tiene poco texto y los dibujos son muy intuitivos, consiguiendo transmitir qué está ocurriendo sin necesidad de palabras. A grandes rasgos, me ha parecido un cómic muy entusiasta y con una estética que perfectamente podríamos ver adaptado a la gran pantalla por su historia tan disparatada y trepidante.

En referencia al dibujo, nos encontramos con unos diseños frescos, coloridos y con un estilo muy adecuado para la edad a la que va dirigida. Zita, la viajera espacial es un cómic a todo color donde predominan las tonalidades frías y sus dibujos son muy buenos, aunque la mayoría de los fondos sean planos. En el caso del bestiario, hay variedad de enemigos monstruosos con un estilo muy caricaturesco, ya que en ningún momento da miedo, sino más bien la sensación de ser simpáticos, aunque algunos sean hostiles.

En definitiva, Zita, la viajera espacial es un cómic rápido de leer, adictivo y aventurero que gustará a los pequeños por su historia trepidante y humor perspicaz. Un cómic ameno y divertido para leer de una sola sentada.

miércoles, octubre 10

Lobo: La gran pelea

miércoles, octubre 10
Comic: Lobo: La gran pelea
Título original: Lobo núms. 42-51 USA, Lobo: Fragtastic Voyage USA, Lobo: Chained USA
Género: Antihéroes, DC, Lobo
Tomos: 1
Guion: Alan Grant
Dibujo: Alex Ronald, Ariel Olivetti, Carl Critchlow, Hermann Mejia, Norm Breyfogle, Rafael Garres
Editorial España: ECC ediciones (junio 2018)
Editorial norteamericana: DC Comics
ISBN: 978-84-17441-77-7
Páginas: 312
Puntuación: 7,5
Reseña: Con Lobo: La gran pelea tendremos la posibilidad de conocer mejor a este personaje tan peculiar del universo DC. En mi caso, ya conocía al antihéroe gracias a su cameo en Wonder Woman: La guerra de los dioses, pero por aquel entonces no tenía ni idea cómo era ni por qué se comportaba de una forma tan particular. Tras la lectura de este volumen os anticipo que es un ser inmortal, goza de un gran poder regenerativo, su arma preferida son unas cadenas y se gana la vida como cazarecompensas, siendo capaz de cualquier cosa por ganar dinero. Os garantizo que con Lobo, las grandes dosis de humor, sarcasmo y brutalidad con pinceladas gore están servidas.

De la mente de Lobo no puede surgir ni una buena idea y solo sabe traer consigo el caos y la destrucción. En mi opinión, el autor recurre al humor para mostrarnos y criticar las conductas tan deleznables de nuestro protagonista como son la traición, el asesinato y el machismo. Y la mejor prueba de las locuras de este antihéroe es que en el cómic siempre suele aparecer un bar llamado Comidas Al, cuyo propietario huye de Lobo, y no porque éste se lleve mal con él, solo que todos sus encuentros tienen como resultado el destrozo de su bar. No importa que Al acuda a otro planeta, o incluso cree una franquicia de su nombre, todos sus negocios acaban arruinados por culpa directa o indirecta de Lobo. En este sentido, Al me ha recordado mucho al Señor Wilson, el vecino de Daniel el travieso, que teme al niño porque sabe que siempre acaba mal parado.

Este volumen dedicado a Lobo a todo color y presentado en tapa dura, contiene doce historias, correspondientes a los cómics número 42 al 51 de la serie original y los especiales de Viaje Jodetástico y Lobo: encadenado. Entre las historias que más me han gustado, destaco Viaje jodetástico,  que es una desternillante y genial versión de Viaje alucinante de Isaac Asimov, llevada al terreno de este personaje tan impredecible y destructivo. Los dos capítulos dedicados a La gran pelea también me han dejado muy buen sabor de boca, al más puro estilo de lucha clandestina en grupo donde solo puede quedar un ganador. Los héroes muertos no lo hacen es otra historia que me gustó mucho, sobre todo tras acostumbrarme a la irritante personalidad de Lobo, pues en esta historia nuestro protagonista reta a muerte a todos los superhéroes y comenzará a asesinar inocentes si no acuden a la lucha. Además de la gran masacre que nos ofrece este capítulo, lo más divertido para mí fueron las burlas de Lobo frente a los superhéroes a los que tachaba de sensibleros, y lo curioso es que en parte tiene hasta razón. Ya que menciono a los superhéroes y su sensiblería, esta reseña no tendría sentido si no os hablara de Estrella dorada, un superhéroe no muy en forma que es la antítesis de Lobo y su súper poder consiste en lanzar sentimientos positivos. Cada vez que Estrella dorada hace acto de presencia, es para recibir reproches por parte de nuesto protagonista y la certeza absoluta de que acabará mal parado si se entromete en sus planes.

En cuanto al apartado gráfico, Lobo: la gran pelea, está compuesto por páginas a todo color con un estilo relativamente homogenizado donde predominan la oscuridad, colores fríos y un dibujo muy detallado, frente a algunos capítulos como Viaje Jodetástico donde se aprecia un gran esfuerzo en los entintados, recurriendo por lo normal a un fondo blanco o claro. El capítulo cuyo dibujo menos me ha gustado ha sido el de P-P-P-Pingüino! porque en algunas ocasiones el dibujo no es tan nítido como en otros capítulos, aunque mantiene la línea principal de sus tonalidades frías frente alguna calidez correspondiente a los fondos. Por otra parte, si nos detenemos a analizar los fondos en los dibujos de este título, por lo normal encontramos una marcada recurrencia al uso de un color y tramas sobre las que se colocan los personajes y objetos necesarios para que transcurra la acción. En mi opinión, el uso de este tipo de fondos no es algo que desentona, pues no debemos olvidar que estamos ante un libro de colores fríos y oscuridad, donde un mayor esfuerzo en dibujos de los escenarios podría tener como resultado un cómic algo confuso para la vista.

Lobo: la gran pelea es el título perfecto para que podamos conocer a este antihéroe y cazarecompensas tan descarado y desinhibido. Un ser capaz de cualquier atrocidad por pura diversión. Un tomo a todo color y tapa dura que sabe aportar brutalidad, descaro y egoísmo a manos de un protagonista que ayuda a romper con el registro marcado por los superhéroes en el mundo del cómic.
La Estantería de Cho © 2014