miércoles, octubre 26

Memento Mori

miércoles, octubre 26

Libro: Memento Mori
Título original: Memento Mori
Autora: Muriel Spark
Género: Novela
Editorial: Plataforma Editorial
Año: 1959
Origen: Reino Unido
ISBN: 978-84-96981-63-8
Páginas: 276
Puntuación: 6,5
Reseña: Una anciana llamada Dame Lettie está recibiendo una serie de llamadas telefónicas donde una voz de hombre, con mucha educación, le recuerda que tiene que morir. Inmediatamente, la mujer, da parte a la policía, pero las llamadas persisten sin que lleguen a detectar al acosador. Inicialmente, no se llega a determinar si se están enfrentando a un simple bromista o a un posible criminal.

Finalmente, la policía determina que Dame Lettie, a causa de la edad, está sufriendo alucinaciones o, simplemente, lo hace para llamar la atención. Pese a lo anterior, las investigaciones tomarán otro curso cuando otras personas ancianas conocidas por Dame Lettie también serán víctimas de estas llamadas. El mensaje será siempre el mismo: “recuerda que debes morir”, aunque la voz del interlocutor será muy diferente según el anciano al que se dirija.

Bajo este contexto argumental comienza Memento Mori, un libro narrado en tercera persona, del que nos ha llamado bastante la atención que sus personajes principales sean de muy avanzada edad. Factor bastante inusual que, inicialmente, provocó que nos resultara complicado imaginar a unos personajes tan mayores. Inevitablemente, los imaginábamos más jóvenes, hasta que las constantes descripciones psicológicas y degeneraciones físicas, acabaron por inculcarnos la verdadera edad de esos personajes.

Por otra parte, el hecho de que los ancianos reciban llamadas lo percibimos como una mera excusa para que el libro arranque y, en nuestra opinión, es un arma de doble filo con efectos positivos y negativos para el lector. Al inicio, el argumento nos impactó y, precisamente, pensábamos que leeríamos más sobre ese aspecto, pero no, Muriel Spark continúa por otros derroteros, ampliando un elenco de personajes que guardan relación entre sí y que, poco a poco, van siendo víctimas de las llamadas, pero las llamadas telefónicas resultan un elemento más del libro en el que no se profundiza tanto como, por lo menos a nosotros, hubiera gustado.

No obstante, se forma unas entramadas relaciones personales entre muchos de ellos, con problemas amorosos, familiares, recelos y profundas amistades. Nos quedamos asombrados con la caracterización de grandes secundarios como Alec Warner, uno de los ancianos que lleva buena parte de su avanzada edad redactando informes sobre personas de la tercera edad.

Alec es uno de nuestros personajes preferidos, es un investigador de la mente humana que guarda un increíble archivo sobre todos sus conocidos de la tercera edad, con estudios sobre la evolución psicológica de los mismos. Memento Mori está cargado de divertidos momentos en los que, cuando Alec se entera de algún cotilleo que pueda alterar mucho a alguien, sin piedad, le escribe una carta chivándoselo y le pide por favor que antes de leer la carta se mida la tensión y, tras leer la mala noticia, se la vuelva a medir y que responda a su carta indicándole tales mediciones y, además, también agradece todo tipo de comentarios sobre las sensaciones que el lector haya experimentado al recibir la mala noticia.

Como opinión general, podemos afirmar que Memento Mori es un libro que destaca por su excelente composición de los personajes donde, casi todos que son bastantes, se tratan de personas de la tercera edad. Es muy improbable que esta lectura pueda dejar a sus lectores indiferentes, porque, a medida que pasan los años vemos cómo nuestra vida madura y, realmente, los que estamos contentos con ella, sentimos miedo de envejecer, factor siempre presente en Memento Mori. Aquí, los personajes tienen preocupaciones referentes a su decadente salud y sobre la carga que están representando para sus seres queridos y, tratando de no molestar, acuden a centros geriátricos donde residir.

Para terminar, si tuviéramos que aconsejar Memento Mori o no, tendríamos nuestras reservas porque el argumento, como hemos indicado, se centra más en otros aspectos en lugar del misterio de las llamadas telefónicas. Lo anterior, en cierto modo, lo podemos considerar como un alarde de creatividad por parte de la autora porque, al fin y al cabo, nos ofrece una trama principal que podría dar bastante juego y sólo la utiliza como nexo entre todos sus personajes. Visto de esa forma, no podemos mencionarlo como un factor negativo pero, en nuestra opinión, a mitad del libro es cuando la mente del lector comienza a despreocuparse de las misteriosas llamadas y prestar más atención a otros elementos del libro.

En definitiva, Memento Mori es un libro que pueda gustar o no a sus lectores y que, de cualquier modo, ayudará a que valoren más su vida y vean con otros ojos los problemas que sufren las personas de la tercera edad. También deja un claro mensaje de algo que, tarde o temprano, nos sucederá a todos. “recuerda que debes morir

4 comentarios:

Espe dijo...

No sabia de que iba pero parece interesante la verdad.
Muchas gracias por la reseña.
Besos

Pennywise dijo...

Pinta curiosa, me la apunto por si acaso :)

Kyô dijo...

No la conocía y no parece mala del todo. Pero de momento no creo que la lea. Aunque nunca se sabe.
¡Saludos!

enma141 dijo...

me ha parecido curioso el argumento de la novela, tengo mucho por leer, así que por ahora no creo que vaya a leérmela.

La Estantería de Cho © 2014