jueves, septiembre 20

Festín de Cuervos

jueves, septiembre 20

Libro: Festín de Cuervos
Saga: Canción de Hielo y Fuego (4/7)
Título original: A Feast for Crows
Autor: George R. R. Martin
Género: Fantasía épica
Editorial española: Gigamesh
Año: 2005
Origen: EEUU
ISBN: 978-84-96208-59-9
Páginas: 861
Puntuación: 8
Reseña:
Cuarto libro de la saga de Canción de Hielo y Fuego, una de las sagas de literatura fantástica que más ha dado que hablar entre los aficionados en los últimos años. Sus adeptos crecen día tras día, sobre todo, tras su adaptación a la serie televisiva bajo el título de Juego de Tronos.

Dicha saga está ambientada en un ficticio mundo medieval descrito al detalle, caracterizado por estaciones del año muy longevas con inviernos y veranos que duran años; en principio, no existe la magia aunque sí que se profesa devoción por diversos dioses, nuevos y antiguos, y se cuentan leyendas en las que existieron dragones y otras criaturas.

Tal es la superstición de algunos, sobre todo de las personas más ancianas, que parte del continente está separado por un muro cubierto de hielo donde se aloja la Guardia de la Noche, formada por asesinos, violadores, personas desterradas y todo tipo de delincuentes a los que se les ha perdonado la vida, a cambio de pertenecer a este ejército tan singular, dedicado a vigilar cualquier movimiento enemigo, humano o no, mas allá del muro.

Pero la saga de Canción de Hielo y Fuego no sólo se centra en las sospechas de lo que pueda ocurrir tras el gran muro, de hecho, la labor que realiza la Guardia de la Noche ya no se valora como antes, pues comienza a pensarse que tras el muro no debe existir amenaza alguna, de lo cual se equivocan. Por otra parte, todo el continente está sufriendo una serie de conspiraciones políticas para acceder al reinado, con las consecuentes traiciones, secretos y asesinatos que puedan facilitar el camino al trono.

La lectura de este cuarto libro ha resultado un tanto peculiar, pues el autor se ha centrado, principalmente, en las zonas de Desembarco del Rey, Dorne y las Islas de Hierro. Debido a lo anterior, hay personajes que no aparecen en ningún momento en Festín de Cuervos y, por tanto, nuestro paladar ha tenido que conformarse con un sabor agridulce.

El resultado de centrarse en esta zona es que desaparezcan capítulos e información relevante de muchos personajes, siendo algunos de ellos los que más empuje tienen de toda la saga. Además, el autor ha recurrido a la puesta en escena de nuevos protagonistas, surgiendo capítulos dedicados a personajes de los bloques beligerantes de Los Hijos del Hierro y Las Serpientes de Arena.

Al reanudar la lectura de la saga con este cuarto libro, nos sentíamos algo desorientados con la puesta en escena de nuevos personajes y, tras el magistral final de Tormentas de Espadas con acontecimientos inesperados, momentos de tensión, conspiraciones y cruentas batallas, nos esperábamos de Festín de Cuervos un libro mucho más directo.

En defensa del autor tenemos que tener en cuenta que la saga posee tal cantidad de personajes protagonistas que, prácticamente, es imposible guiarlos a todos dentro de un mismo libro, consiguiendo que la historia avance y, a su vez, que el lector no se pierda en un mar de información.

Ni que decir tiene que la escritura de George R. R. Martin, como siempre, está a la altura, aunque en esta ocasión tendríamos que hacer bastante memoria para ser capaces de recordar algún pasaje memorable o una descripción abrumadora como en libros anteriores.

Pese a lo mencionado, las fichas que componen el juego de tronos continúan su avance, y presenciamos con alegría la evolución personal de algunos protagonistas que, incluso nos gustaría que se pasaran a otro bando. A su vez, en Festín de Cuervos, también seremos testigos de los pasos ciegos y desacertados de otros que los llevan a caer al más profundo de los abismos donde les aguarda su propia destrucción.

Si tuviéramos que comparar la obra de George R. R. Martin con una carrera de fondo podríamos observar que, como los atletas, opta por utilizar varias estrategias. En Juego de Tronos, su primer libro, opta por llevar un ritmo creciente, enganchando al lector y ofreciéndole acontecimientos cada vez más interesantes. En Choque de Reyes, podríamos afirmar que la escritura es un constante despliegue de fuerzas y velocidad de principio a fin. En Tormenta de Espadas, tercer libro, como prudente atleta, reserva sus fuerzas al inicio para, en última instancia, sorprendernos como ninguno de los anteriores fue capaz.

En Festín de Cuervos, puede que nos encontremos ante una situación similar, en la que el ritmo de todo el libro en su conjunto coincida con el de un corredor rezagado, expectante a cualquier ocasión para acelerar y terminar por todo lo alto. Pese a lo anterior, carece de un final como nos habría gustado, aunque se acerca bastante. Tal vez, el ansiado acelerón llega algo tarde y puede que se produzca en el quinto libro de la saga, Danza de Dragones.

Independientemente del devenir de los acontecimientos, Festín de Cuervos ha sido un libro más que correcto, indispensable para los adeptos de una de las sagas literarias contemporáneas que hará historia y nunca quedará en el olvido.

Reseñas Relacionadas:

Otros libros reseñados del autor:

8 comentarios:

Jaune Grenouille dijo...

No he querido leer mucho tu reseña por si me como algún spoiler, pero le tengo muchísimas ganas a esta saga. La tengo ahí para leerla pero aun no me he puesto con ella ^^ aunque todos la pintan genial.

Bambú dijo...

La reseña no tiene spoilers XD Te lo digo yo que solo he leído Juego de tronos ;)

Así que podéis leerla tranquilos ^^

Mary-chan dijo...

Pues ya solo te queda el quinto… A mí lo que no me gustó del cuarto es que eché de menos a algunos personajes, pero por suerte eso cambia en "Danza de Dragones". Si te vas a poner con él ya, disfrútalo mucho, porque la espera hasta el sexto puede ser larga.

Un saludo

Pennywise dijo...

El más flojo de la saga pero en relectura no está tan mal. No tengais las esperanzas tan altas con DdD porque aunque está bien, no llega al nivel de TdE

Cho Hakkai dijo...

Tormenta de Espadas estuvo muy bien al final, donde lo que ocurre te deja totalmente frío.

Sin embargo, en mi opinión, el libro que me mantuvo en vilo de principio a fin fue Choque de Reyes.

A ver que tal Danza de Dragones cuando me ponga a leerlo.

Saludos.

yue_sayuri dijo...

Personalmente me lo leí seguido, justo después de acabar Tormenta de espadas y me decepcionó. Obviamente hablando en comparativa con el resto de libros. Para mí es el más flojo hasta el momento. Además hubo algún qeu otro personaje (Brienne...) que se me hicieron pesados e innecesarios.

Raistlin dijo...

Para mi es el más flojo de la saga, a la espera de leer Danza de Dragones. Eso no quiere decir que sea malo, pero es más bien un libro de transición, de recolocación de piezas para pasar de todo lo que se lió en Tormenta a lo que se presupone que se va a liar más adelante.

Kyô dijo...

Todavía estoy pendiente de empezar a leer la saga, aunque mientras me tendré que conformar con la serie de tv.
Me comentaron que este libro es algo flojo, pero parece que tampoco lo es tanto.
¡Saludos!

La Estantería de Cho © 2014