sábado, marzo 31

Cuentos menuditos con pictogramas

sábado, marzo 31
Libro: Cuentos menuditos con pictogramas
Título original: Look and Tell Fairy Tales
Autor: Varios autores
Traducción: Roberto Vivero
Ilustraciones: Stuart Lynch
Género: Cuentos, infantil, pictogramas, cuentos cortos
Editorial: Bruño (febrero 2018)
ISBN: 978-84-696-2140-0
Páginas: 26
Formato: páginas gruesas y resistentes
Edad: A partir de 3 años
Reseña: En Cuentos menuditos con pictogramas encontraremos ocho cuentos populares muy fáciles de leer porque el protagonista y verdadero gancho es el propio texto de cada cuento, combinado con coloridos dibujos que sustituyen algunas palabras clave. El resultado es un libro de cuentos tan original y novedoso que llama muchísimo la atención a niños de todas las edades, pues en cuanto lo tienen en sus manos no dudan en hacerle uso, y divierte e invita a ser leído por los más pequeños.

Para que os hagáis una mejor idea de cómo funcionan los pictogramas de este título, pondré de ejemplo uno de los cuentos que contiene: Ricitos de Oro. Aquí hallaremos el dibujo de una casa en lugar de dicha palabra o el de una niña rubia sustituyendo a “Ricitos de Oro”. En este cuento en concreto, además, cuando se hace referencia a los “tres ositos”, apreciaremos el dibujo de tres osos de diverso tamaño y vestimenta, representando a la madre, el padre y el hijo; y lo mismo ocurre con las "sopas", dibujadas en tres tamaños para indicar que cada una pertenece a un miembro concreto de la familia osuna.

En mi opinión, los dibujos suplantando palabras contribuyen a que Cuentos menuditos con pictogramas sea un título llamativo, proporcione una lectura ágil y divertida. Estos factores componen un aspecto fundamental para iniciar a los más pequeños en sus primeras lecturas y es un método original para que se traben menos y exterioricen una lectura fluida. Otro de sus rasgos destacables es que no suele contener ilustraciones que ocupan toda la página, aspecto esencial para cualquier libro de cuentos porque, gracias a las mismas, los más pequeños pueden recrearse en las escenas. Este factor no tenemos que considerarlo como un inconveniente, pues nunca debemos olvidar que los niños que son muy pequeños para leer y que solo quieren escuchar un cuento, puede que tampoco comprendan ni la mitad de las palabras que escuchan del mismo. Con este título, gracias a los pictogramas, los más peques tienen una oportunidad para seguir el hilo argumental con mayor facilidad, reforzar conceptos e incluso aprender algunas palabras.

La experiencia de la lectura de este título con nuestro hijo de dos años ha sido muy positiva porque goza de una encuadernación resistente y las páginas son de un material lo suficientemente fiable como para dejarle el cuento al niño sin que tengamos que preocuparnos por su integridad. Para evitar confusión en los lectores, en la primera página de cada cuento se muestran los pictogramas que aparecen, así como a las palabras que sustituyen. En mi caso, traté de ceñirme al guion y cuando se lo leí a mi hijo, por mucho que mencionara la palabra “oso”, él decía que eran “guaguas” (perros en su idioma), Ricitos de Oro una “niña” y la "sopa" era "papa" (comida). Como fui incapaz de captar toda su atención, decidí adaptar el cuento a su lenguaje; finalmente, obtuve una lectura muy divertida y enriquecedora para mi hijo, pues he conseguido leerle el cuento, haciendo una pequeña pausa en cada pictograma para que él mismo me indicara la palabra correspondiente a algunos dibujos, aunque en su idioma y libre interpretación, y en mi opinión ha sido la mejor forma de hacer partícipe en una lectura a un niño de tan corta edad.


Los cuentos que aparecen en este libro tan peculiar son: Ricitos de oro y los tres osos, Cenicienta, Juanito y las habichuelas mágicas, Blancanieves, Caperucita roja, El patito feo, El hombre galleta y Rapunzel. Como suele ocurrir con los compilatorios, algunos cuentos gustarán más que otros y, aunque es cierto que vemos como desventaja que algunos se despachan en una página y otros en alguna más, siempre hay que tener muy en cuenta el público al que van dirigido. Como adultos que somos, tal vez nos gustaría que algunos cuentos abarcaran más páginas pero nunca debemos olvidar que los pequeños lectores no suelen ser muy pacientes y, por ello, nuestro hijo ha quedado encantado con su duración, ya que incluso nos pide que se lo contemos otra vez.

Cuentos menuditos con pictogramas es un compendio de ocho cuentos populares donde algunas palabras clave son sustituidas por un pequeño dibujo, siendo un título que ofrece una lectura estimulante, interactiva, divertida e invita a que los más pequeños y acérrimos lectores le hinquen el diente.

¿Te gustan los cuentos infantiles? Visita nuestra sección de pequereseñas

2 comentarios:

Tamara López dijo...

¡Qué cosa más mona! *.*

Atrapada dijo...

¡Qué monada! Le encantaría a mi sobrino que está comenzando a leer.

besos =)

La Estantería de Cho © 2014