lunes, abril 28

Ciudad de Fuego

lunes, abril 28
Libro: Ciudad de Fuego
Título original: City of Fire
Autor:
Robert Ellis
Género: Novela negra
Editorial: Pamies (La Huella)
Año: 2013
Origen: EEUU
ISBN: 9788415433323
Páginas: 400
Puntuación: 7,5
Primer capítulo: Leer Aquí
Reseña: Lena Gamble es una detective de policía de Los Ángeles que trabaja en la división de homicidios y se hace cargo del caso de Nikki Brant. Lena trabajará con su compañero y mentor Novak, juntos investigarán a fondo el fatídico crimen e intentarán encontrar al asesino de Nikki a toda costa.

Todas las pruebas recabadas apuntan directamente al marido de Nikki y, aunque todavía no han recibido los resultados oficiales, el equipo policial piensa que el caso pronto estará cerrado. Sin embargo, Lena no quiere descartar todavía otras líneas de investigación y no cesará hasta atar todos los cabos sueltos del caso.

Con un estilo metódico y un trabajo bien documentado, Robert Ellis nos presenta la novela negra Ciudad de Fuego, un título adictivo que gustará a los amantes del género  especialmente por la tensión y el factor sorpresa. Un libro que, pese a tener un comienzo introductorio, nos ha asombrado por sus grandes revelaciones y su ritmo frenético.

Narrado en tercera persona y alternando distintas perspectivas, Ciudad de Fuego inicia su cruzada con una presentación de personajes lenta e incluyendo demasiada información que, en un principio, nos resultó algo pesada pero que, posteriormente, será de mucha utilidad. Dicha información nos sitúa en el contexto donde se desarrolla la historia, nos presenta a los personajes principales, pero también profundiza en la vida personal de Lena, en su pasado y en la muerte de su hermano cinco años atrás. Lógicamente, también se procede a conocer más a fondo a la víctima y, con tanta información de entrada, la lectura se ralentiza cuando lo que realmente interesa en este tipo de novelas es que el caso policial enganche desde el principio.

Una vez pasadas las cien primeras páginas, la historia toma un ritmo trepidante conforme se van revelando datos de los informes oficiales, comienzan los giros inesperados y el caso se complica incontroladamente. Como novela negra, de Ciudad de Fuego cabe destacar el trabajo tan exhaustivo que realiza la protagonista en el escenario del crimen, cómo recaba pistas, interroga a sospechosos y analiza la situación de forma que todos los interrogantes sean resueltos. Se trata de una novela que avanza y se complica vertiginosamente pues, aunque inicialmente da la impresión de que estamos ante un caso sencillo, luego la trama se enreda de forma que podría intuirse la dificultad para que finalmente pueda existir una conexión entre tantos hechos.

En nuestra opinión, uno de los aspectos que más se debe cuidar en estas novelas es la previsibilidad. En Ciudad de Fuego dicho elemento está totalmente a la altura porque es imposible que el lector descubra el entramado desde el principio. Hábilmente, el autor sigue un esquema muy ordenado de los hechos, sabe crear expectación y controla a la perfección cuándo lanzar el dardo para sorprender al lector. Se trata de un libro con grandes giros inesperados que deja sin habla al lector y con una buena dosis de intriga que impide soltar el libro hasta que todo queda bien atado.

Otra de las características más relevantes de Ciudad de Fuego es cómo la policía va concluyendo el perfil del asesino. Evidentemente, todos sabemos que los análisis de sangre y semen son muy útiles en estos casos y nos pareció muy interesante las deducciones que en el libro se extraen del ADN, la caligrafía o el comportamiento del asesino. Además, también nos resultó imposible que con rasgos tan comunes la policía pudiera identificar al autor de los crímenes pero, obviamente, el hilo argumental permite que cada pesquisa quede resuelta.

Normalmente cuando he leído thrillers policíacos las escenas que describen los asesinatos y muerte de las víctimas no suelen ser gore. En Ciudad de Fuego, dichos episodios tampoco son desagradables aunque sí son muy visuales y algunas escenas sí que incluyen un poco de sangre, forcejeos e incluso violaciones. No obstante, es un componente que el autor trata con elegancia y no se excede en crudezas, motivo por el que hemos quedado más que satisfechos.

En definitiva, Ciudad de Fuego es un libro con un entramado trepidante y giros inesperados imprevisibles. Una novela negra que, al igual que el resto del sello La Huella, recomendamos por ser adictivo y rebosante de intriga.

Otras reseñas relacionadas:

7 comentarios:

Cris Hocicos dijo...

No me llama especialmente

Un beso^^

La Estación de las Letras dijo...

Lo vi en las novedades de Pamies, y la verdad que llamó mi atención y ahora que leo la reseña, se que podría gustarme.

Besos:)

MeriiXún dijo...

Hola^^
Me llama mucho la atención la verdad así que me lo apunto.
Besos!

LιttℓεÐεмση dijo...

Parece interesante, pero por el momento no creo que vaya a leerlo. Gracias por la reseña^^

¡Saludos!

Margari dijo...

Me gusta el género y parece que el libro pinta bastante bien. Así que apuntado me lo llevo.
Besotes!!!

Marilì acosta dijo...

Lo vi en el catalogo de novedades de la editorial, pero no capto mi atencion...tb es cierto q ya voy con "pies de plomo" y solo me apunto lo q realmente me llama mas,asi y todo,gracias!

Un besito

Lesincele dijo...

Justo acabo de leer ootra reseña, el género me encanta así que apuntada está!
Un beso!

La Estantería de Cho © 2014