miércoles, agosto 8

La llave de los misterios

miércoles, agosto 8
Libro: La llave de los misterios
Autor: Jesús Relinque
Género: Juvenil, aventuras
Editorial: Cazador
Cubierta: Ricardo Padierne
Año: Abril 2018
Origen: España
ISBN: 978-84-948390-3-0
Páginas: 313
Puntuación: 7
Reseña: Con sólo once años, Juan es un ferviente aprendiz de programación y un gran apasionado de los videojuegos. Siempre que puede, acude a la biblioteca provincial para consultar libros sobre programación y copiar código en su cuaderno. Su vida cambiará cuando halla un libro que le propondrá desentramar antiguos misterios ocultos, e incluso peligrosos, en diversas zonas de su ciudad. Ambientado en el Cádiz de los ochenta, a lo largo de La llave de los misterios viviremos unas aventuras sin igual, protagonizadas por Juan, a quien muy pronto se le unirá su grupo de amigos de clase o, como ellos se denominan, los Pringaos.

Como es de esperar, el eje argumental de La llave de los misterios consiste en las aventuras, y cada una es un pequeño ciclo que comienza mediante la lectura de un pasaje del misterioso libro de Juan, arrojando unas pistas para hallar una aventura oculta en el Cádiz del pasado, hasta que logran descubrir la zona y resuelven el misterio. Entre la sucesión de aventuras conoceremos mejor a Juan, así como a sus familiares y amigos y, por supuesto, aparecerán unas subtramas que enaltecen los conceptos de la amistad, familia e incluso del primer amor, consolidando La llave de los misterios como una obra inolvidable.

Los personajes de Relinque están construidos con tal perfección, tan cotidianos y cercanos, que parecen haber existido de verdad en el Cádiz de los ochenta. El grupo de los Pringaos, encabezado por Juan, es una pequeña, variopinta e incluso alocada pandilla de amigos que llama al niño latente en nuestro interior, pidiendo a gritos ilusionarnos con las vivencias acontecidas y recorrer con ellos las zonas del Cádiz oculto. Como muchos os preguntaréis sobre las aventuras de estos amigos tan peculiares, os aclaro que son muy parecidas a una campaña de un juego de rol, compuesta por aventuras que se realizan por separado, justamente cuando los chavales disponen de tiempo libre para escaparse a investigar. Todas tienen como nexo común el folclore más misterioso de Cádiz al que el autor otorga su aporte personal que tanto recuerda a las aventuras gráficas y al mazmorreo rolero. En cuanto a lo que respecta a Cádiz, reconozco que en un principio pensé que todo sería fruto de ficción de principio a fin, aunque con una ambientación gaditana. Nada más lejos de la realidad, gracias a este libro he podido comprobar que las zonas de las aventuras existen y forman parte de la historia de la ciudad, he aprendido aspectos muy interesantes y me encantaría visitar los escenarios principales del libro para recrearme en sus aventuras.

Relinque hace uso de una narración en tercera persona con un lenguaje de buen nivel, respaldado por una gran dicción y fluidez que provocan una lectura ágil y amena. Además, está suavizado con una jerga jovial de la época y zona geográfica que combina a la perfección con momentos entrañables, de tensión y grandes dosis de humor, proporcionados por las ocurrencias de algunos de los personajes que resultan la mar de divertidas. Por otra parte, el libro está compuesto por unos capítulos muy asequibles y capaces de sembrar cierta intriga en sus lectores, asegurando una satisfactoria lectura de principio a fin.

Otro aspecto digno de mención es la inclusión en las notas a pie de página de unos códigos QR para escanear con un dispositivo móvil o tableta, obteniendo la proyección de un vídeo explicativo de algún concepto de la época de los ochenta como, por ejemplo, del concurso de televisión Un, dos, tres, algo que los jóvenes lectores no tienen por qué conocer y pueden saciar su curiosidad con un botón de su smartphone.

Jesús Relinque recurre a una inteligente combinación de referencias a clásicos literarios, adiovisuales y del mundo de los videojuegos que constituyen unos pequeños engranajes que alcanzan una brillante sinergia, moviendo con eficiencia la enorme rueda dentada principal que compone La llave de los misterios. Por lo anterior, hallaremos algunos matices que avivan el fuego del espíritu aventurero de este libro con guiños a El Hobbit, La historia interminable, el aclamado videojuego conversacional en la edad de oro de la programación española, La aventura Original, y la película Los Goonies. Ha sido tal la repercusión del splash de estas obras, que podríamos considerar La llave de los misterios como una nueva aventura de Los Goonies e incluso comienza a conocerse como el libro de los goonies gaditanos.

Con La llave de los misterios me ha ocurrido algo muy especial, y es que acabé pensando que este libro estaba escrito para mí. Sí, habéis leído bien, disculpad mi ego, pero la cuestión es que estoy convencido de que este libro está pensado y preparado para establecer una determinada conexión con lectores de cualquier índole. En mi caso, la relación del libro con el videojuego de La Aventura Original, mi gran juego de la infancia, fue algo que atravesó cada célula de mi cuerpo y renovó por completo todas mis neuronas perdidas a lo largo de mi vida. Tal vez a vosotros os cale de otra forma, por su espíritu rolero, ambientación, originalidad, personajes, o incluso con sus guiños a otras obras, pero os aseguro que tras leer La llave de los misterios, todos acabaréis con el mismo regusto en el paladar, pensando que este libro ha sido escrito para vosotros... y no disculparé vuestro ego.

Entre los aspectos que menos me han gustado de La llave de los misterios, y esto es una opinión personal sin ánimo de ofender, destaco algunos momentos en los que el autor profundiza demasiado en la explicación de cierto contexto histórico que puede ralentizar la lectura de un lector con avidez exclusiva de aventuras. En este sentido, creo que podría haberse incluido alguna aventura más, pues son geniales, y relegar las explicaciones históricas al final del libro, para quien le pueda interesar. Por otra parte, en algunos momentos, el personaje de Juan me parece demasiado maduro para su edad y, por último, la conexión entre La llave de los misterios y las referencias a La aventura Original me hubieran gustado más si también estuviese ligada a la propia evolución personal de Juan, tal y como se hace en otras obras como El juego de Ender o en la película Big de Tom Hanks.

En conclusión, La llave de los misterios es un libro de corte juvenil que establecerá una conexión muy especial con su lector, transportándolo al Cádiz de los ochenta para desvelar unos misterios ocultos en leyendas del pasado. No es necesario ser de Cádiz ni haber vivido en los ochenta para entenderlo, tan sólo querer leer un libro de fantasía con aventuras cargadas de misterio, intriga e incluso suspense y peligros que protagonizarán un grupo de amigos que te calarán hasta los huesos.

3 comentarios:

Marya dijo...

¡Hola! Parece que puede estar interesante pero la verdad es que ahora mismo no es lo que me apetece leer y prefiero sacarme pendientes de encima. Un besote :)

Bea dijo...

Muchas gracias por el post! todo muy bien detallado, aunque tampoco es mi tipo y no leería este por el momento, de todos modos te agradezco!.

Sobre tu blog, debo felicitarte es muy lindo!, vine por casualidad y me he quedado a curiosear un poco! esta guay, ya te sigo.

https://geeky-freeky.blogspot.com/

Sorasaku dijo...

No conocía el libro pero tiene una pintaza!! Me lo apunto del tirón. Me encanta prácticamente todo lo que comentas, desde que son "los goonies gaditanos" (es una de mis pelis favoritas) hasta que se ambiente en los ochenta, en Cádiz y que sea como una aventura gráfica o juego de rol :D
Además eso de los códigos QR me ha parecido suoer original.

La Estantería de Cho © 2014