lunes, abril 30

Cero

lunes, abril 30
Libro: Cero
Título original: The Cipher
Autora: Kathe Koja
Traducción: Pilar Ramírez Tello
Ilustración: Rafael Martín Coronel
Género: Sobrenatural, Terror
Editorial: Biblioteca de Carfax (abril 2018)
Año: 1991
Origen: EEUU
ISBN: 978-84-946682-7-2
Páginas: 299
Puntuación: 7
Reseña: Nicholas y Nakota han encontrado un insondable y místico agujero negro en un cuarto de limpieza en desuso de un bloque de pisos. No tardarán en interesarse y experimentar con él, obteniendo resultados cada vez más desalentadores. En el transcurso del libro, Nakota y Nicholas continuarán su investigación hasta llevarla al extremo más inesperado.

Cero es un libro que destaca por su premisa inicial tan cautivadora, orbitando sobre el fenómeno paranormal descubierto al que los protagonistas bautizarán como el Ojo Negro. Lector y protagonistas comparten punto de partida, pues coinciden en necesitar respuestas sobre esta entidad tan inquietante. Una vez que Kathe Koja logra atrapar al lector, nos arroja un jarro de agua fría, mostrando la verdadera cara de sus protagonistas. Desde el inicio, nos hace ver que Nakota es una chica de unos gustos peculiares, mientras que Nicholas, el protagonista principal, es una persona más tranquila.

La autora recurre a una narración desde el punto de vista de Nicholas, con el cual los lectores tendremos una buena oportunidad de meternos en su piel y conocer sus impresiones acerca de la enigmática Nakota y su experiencia con el Ojo Negro. En mi opinión, Kathe Koja hace una buena elección porque Nakota será otro de los grandes misterios del libro, siendo un aliciente que no se ofrecería con puntos de vista alternos.

Pero no es oro todo lo que reluce en Cero porque estoy convencido de que muchos lectores tendrán impresiones muy dispares pues, sin ir más lejos, he llegado a sentirme contrariado en su lectura. El principal motivo es que Nicholas resulta un personaje bastante pasivo cuando se trata del más importante de todos, y su actitud puede exasperar a más de un lector. Nakota, en cambio, es su cara opuesta en muchas vertientes y, aunque muchos no coincidamos con su filosofía de vida, es quien lleva las riendas de la historia y suscita mayor interés.

Kathe Koja usa un lenguaje de excelente nivel, combinándolo con algunos términos más coloquiales que aportan dinamismo; sin embargo, al estar narrado desde el punto de vista de Nicholas, seremos partícipes de todo el torrente de sus pensamientos. Este aluvión de reflexiones y sensaciones, aunque aportan un agradable toque cínico e incluso humor negro, ha llegado a provocarme cierto desánimo en muchas ocasiones por ralentizar el avance de la historia.

Mi experiencia con Cero ha sido una lectura bastante grata y me encantó desde el inicio, aunque mi interés entró en declive por el último tercio del libro. Sinceramente, y siempre sin ánimos de ofender, sentí ganas de meterme en el libro y empujar a todos y cada uno de los personajes al Ojo Negro y dar el misterio por solucionado.

Tras todo lo indicado, muchos sentiréis curiosidad de si el libro es recomendable o no y, en mi caso he disfrutado de una relación de amor – odio, donde he sentido más pasión que aversión. No puedo tildar su escritura elegante, pero sí de mordaz y caótica, y dentro de toda esa anarquía literaria hallaremos un texto maravilloso y mucho más real de lo que pueda parecer. Porque es cierto que en Cero odiaremos a Nicholas por lo pastoso que pueda resultar pero en la realidad, nuestra vida real, muchas personas en su situación compartiríamos dicha pasividad y, por ello, es un libro que me ha encantado porque Kathe Koja ha sido capaz de crear una gran obra, alejándose de muchas premisas, evolución, esquemas y arquetipos que teóricamente un buen libro debe seguir.

En resumen, nunca he leído un libro como Cero que aun teniendo en cuenta sus contras, lo considero una gran obra porque la autora, como nunca he visto, lleva a los lectores a su terreno; un terreno pantanoso que no muchos serán capaces de cruzar, cuyo destino es una lectura inolvidable. Es un libro muy bien escrito que odias o amas y, por ello, no podría recomendarlo a la ligera pero sí a fans del género sobrenatural, así como a lectores curtidos y experimentados que busquen un libro diferente. ¿Te atreves a comprobar qué hay al otro lado del Ojo Negro?

3 comentarios:

Rubíes Literarios dijo...

Hola.
Pues la verdad es que cuando lo vi en tu instagram me llamó muchísimo la atención, pero claro digo voy a esperar a ver que le parece mejor, y desde luego que me lo apunto.
Muchos besos.

Atalanta dijo...

Pues a mí me ha llamado la atención, desde luego :-)

Marya dijo...

¡Hola! A mí no es un género que suela gustarme así que con este no me animaré porque supongo que no lo disfrutaría mucho. Un besote :)

La Estantería de Cho © 2014