lunes, mayo 28

Al pie de la montaña

lunes, mayo 28

Libro: Al pie de la montaña
Título original: Al pie de la montaña
Autora: Romántica de época
Editorial: Titania (febrero 2018)
Año: 2018
Origen: España
ISBN: 978-84-16327-44-7
Páginas: 448
Puntuación: 5,5
Primeras páginas: Leer aquí
Reseña: Ambientado en los Apalaches en 1922, Bree ha logrado huir de su maltratador hasta que un humilde granjero la encuentra malherida y magullada en el corazón de la montaña. Tras contarle su historia, Harry decide acogerla en la granja de su familia hasta que se recupere por completo. De esta manera, Harry y Bree empezarán a ser amigos y entre ellos surgirá una atracción que no sabrán gestionar debido a los fantasmas del pasado.


Tenía muy buenas vibraciones con esta novela de época por su ambientación e historia de amor y aunque a grandes rasgos es entretenida, por otro lado creo que no ha estado a la altura por ciertos aspectos que no me han convencido y os explicaré más detenidamente a lo largo de la reseña.


Al pie de la montaña se centra en una historia de amor, aunque también encontraremos tramas familiares, maltratos, infidelidades y delincuencia. A grandes rasgos, el argumento me ha gustado por mostrarnos un romance que surge del roce diario y dentro de un entorno familiar e íntimo. Además, me ha parecido una historia muy tierna porque sus protagonistas se van enamorando conforme se van conociendo y no sólo por la apariencia física. Efectivamente, entre ellos también hay atracción física pero son las circunstancias que los rodean, sus miedos, inseguridades y forma de ser los que realmente acaban despertando esos sentimientos y unión.   

En cuanto a los maltratos, considero que es un tema que encaja muy bien por la desigualdad de la mujer en la época y me ha parecido muy interesante no sólo por cómo las mujeres viven bajo el yugo de sus maridos, sino por la actitud de ellas mismas. Es cierto que ese aire de superioridad de algunos personajes me ha enfadado muchísimo por creerse con derecho a ordenar y maltratar a sus esposas simplemente por ser un hombre. Sin embargo, lo que más me ha cabreado es la actitud pasiva de las mujeres, ya no sólo por no atreverse a enfrentarse a sus maridos por miedo, sino por pensar que el único futuro posible es casarse con un hombre. Por supuesto, entiendo que muchas mujeres pensaban así en aquella época y, viendo la diferencia, me alegra saber cuánto hemos avanzado en nuestra lucha por la desigualdad, aunque todavía tenemos mucho camino por delante. 

En cuanto a ambientación, aunque se trata de una novela muy descriptiva considero que la autora no ha aprovechado el potencial que le daba un entorno como los Apalaches ni el período histórico donde se desarrolla la historia. Es cierto que el estilo de vida de sus personajes encaja en la época, ya que trabajan en la granja, minas y barcos pero pienso que se podría haber profundizado un poco más en otros aspectos como la Ley Seca, que se trata muy por encima, y otros temas sociales y culturales. Lo mismo ocurre con la ambientación, se describen los escenarios y la meteorología de un entorno como las montañas pero me han faltado más referencias características para saber que la historia transcurre en los Apalaches. 

En referencia a los personajes, los protagonistas me han parecido aceptables. De Bree siempre se está enalteciendo su valentía y, en mi opinión, no considero que sea una mujer tan luchadora como la pintan. Comprendo que por sus circunstancias personales lo ha pasado mal, pero su actitud es demasiado conformista y victimista. Por su parte, Harry es excesivamente bueno y protector y, para mi gusto, hubiera preferido que tuviera un toque más canalla o divertido. Por ello, como pareja me han parecido un poco sosos y pastelosos. En cambio, los secundarios me han encantado, especialmente la matriarca Rose Anne, una mujer que despunta del resto por su temperamento, fuerza y sensatez. En cuanto a  Dairon, Boyle y Lyla, no son un ejemplo a seguir como personas pero en su rol de malvados son maravillosos, ya que han dado mucho juego y me ha encantado que no tuvieran corazón ni sensibilidad, puesto que en mi opinión este tipo de novelas requieren de esa chispa.

Narrado en tercera persona, Al pie de la montaña es un libro muy bien escrito donde predominan las descripciones y los pensamientos de sus protagonistas. Pese a que no tiene muchos diálogos, la lectura es muy ágil pero se hace pesada a ratos por ser muy repetitivo. En general, la trama es amena pero se recurre tanto a los pensamientos, recordando las mismas situaciones del pasado que me llegó a transmitir la sensación de que le sobraban páginas para lo que realmente se quiere contar.

En definitiva, Al pie de la montaña nos cuenta la historia de una mujer maltratada que encuentra una vía de escape dentro de una familia honrada y humilde. Una historia de amor, sentimientos y emociones que nos invita a reflexionar sobre la desigualdad, el maltrato y las segundas oportunidades.

5 comentarios:

Anjara dijo...

Hola :)
Me sorprendió la verdad, no me esperaba una historia así de ahí que me gustara su trama y el estilo de la autora.
Besos

Estefania castellanos dijo...

Hola!!
Este libro será una de mis siguientes lecturas y espero disfrutarlo.
Gracias por la reseña.
Besitos :)

Tamara López dijo...

Hace ya tiempo que no leo romántica, pero lo cierto es que a este libro le tengo el ojo echado. Me atrae, sobre todo, la ambientación :)

Marya dijo...

¡Hola! Parece un libro bastante duro y tiene algunos elementos que creo que me permitirían disfrutarlo. A lo mejor más adelante le doy una oportunidad. Un besote :)

Miss Bridgerton dijo...

Hola,
He leído otros libros de la autora y me gustaron por lo que cuando vi esta novela entre las novedades me prometí leerla así que espero no tardar mucho en hacerlo pues desde la estantería de casa no hace más que llamarme.
Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

La Estantería de Cho © 2014