domingo, mayo 13

El pirata Pepe y sus apestosos pies

domingo, mayo 13
Libro: El pirata Pepe y sus apestosos pies
Título original: Pirate Pete and his smelly feet
Traducción: Verónica Taranilla
Ilustración: Mark Chambers
Género: Cuento, infantil, ilustraciones
Editorial: Picarona (mayo 2018)
ISBN: 978-84-9145-128-0
Páginas: 32
Formato: Encuadernación cartoné, páginas de papel
Edad: Álbumes ilustrados
Primeras páginas: Leer aquí
Reseña: Entre una tripulación de pulcros y ordenados piratas se encuentra Pepe, un pirata muy conocido por su inmenso hedor de pies; algo que, sin duda alguna, lleva a que todos sus compañeros se planteen expulsarlo del barco pero, quién sabe, tal vez Pepe y sus pies puedan ser de utilidad al grupo. Este libro también contiene un blíster con unas pegatinas con olor a queso para pegar en las últimas páginas.

Nos encontramos ante un álbum ilustrado que ofrece una oleada de diversión a los más pequeños, pues la verdad es que parte de dos temas que los fascinan. El primero es la historia de aventuras que puede surgir a bordo de un barco pirata y, el segundo, ¡unos pies apestosos!

En mayor o menor medida, es indiscutible lo divertido que resulta a los peques (y no tan peques) todo lo referente a malos olores corporales como, por ejemplo, los generados por los pies. Este cuento dará el pistoletazo de salida de una forma muy directa y con gancho, presentando a una tripulación pirata que lo pasa realmente mal con las bofetadas de mal olor que desprenden los pies de Pepe. Muy pronto sopesarán la posibilidad de expulsarlo del barco y comenzará una inesperada aventura para todos.


En mi opinión, aparte de la indiscutible diversión originada por los pies de Pepe y la aventura pirata, en El pirata Pepe y sus apestosos pies se muestra la utilidad que cualquier persona, aunque no lo aparente, puede aportar a un equipo y la gran importancia de aceptar sus diferencias con respecto a los demás, sin llegar a discriminaciones.

Si nos detenemos analizar el apartado gráfico, hallaremos unas ilustraciones con unos colores vivos, totalmente acordes a los escenarios marinos y la tripulación tan variopinta del barco pirata. Por lo normal en libros infatiles, algunos ilustradores recurren a dibujos más sencillos, como si estuviesen creados por niños, con los que empatizar con el público al que se dirige pero, en esta ocasión, la ilustración está mucho más elaborada, asemejándose al estilo de un divertido cómic donde se avecinan grandes aventuras. En cuanto al dibujo, también encontraremos un singular protagonista que no es otro que el intenso olor de pies, representado con un denso hilo de niebla amarilla que está presente en todas las páginas. Además, para reforzar la sensación a olor de pies, este libro incluye al final, en un blíster, unas pegatinas con olor a queso que podemos retirar sin poner en juego la integridad del libro e incluso pegarlas en las últimas páginas, aportando una nueva versión al dibujo de algunas partes del dibujo.

Otro de los rasgos significativos de El pirata Pepe y sus apestosos pies consiste en su texto, presentado en pequeños pareados que recuerdan a anecdóticas canciones piratas que invitan a ser leídos en voz alta y pasarlo en grande aportando nuestro particular toque dramático y divertido, orientándonos en momentos clave con la fuente utilizada. Esta última, por lo normal, consiste en textos alineados y en negrita aunque, en alguna ocasión, hallaremos mayúsculas, texto en forma de curva e incluso gran tamaño y distorsión.


Nuestra experiencia lectora con El pirata Pepe y sus apestosos pies ha sido con nuestro hijo de dos años quien no ha sido capaz de relacionar el dibujo del rastro amarillo del olor a pies, pero sí que se lo ha pasado en grande con la aventura de los piratas, la aparición de tiburones (los cuales les ha encantado) y, por supuesto, el dramatismo recibido con la entonación que he utilizado al contarlo como si fuera un conjunto de refranes. Aunque pensamos que ha podido comprender el concepto de la palabra “ayuda”, no asimiló todo el significado del continuo olor a pies y, por ello, decidimos no utilizar las pegatinas con olor a queso y reservarlas para cuando sea un poco mayor, que seguro que se lo pasará bomba.

Como conclusión, en El pirata Pepe y sus apestosos pies, los más pequeños se divertirán mientras aprenden a aceptar a los demás y encontrar sus utilidades. Un tema de vital importancia que debemos trabajar con nuestros hijos desde pequeños para ayudarles a que de mayores se conviertan en grandes personas, y eso es lo que necesitaremos siempre en nuestra sociedad. Nunca es tarde para mejorar el mundo.

¿Te gustan los cuentos infantiles? Visita nuestra sección de pequereseñas

3 comentarios:

Tamara López dijo...

No sé porqué nunca me han gustado los libros de piratas, ni de niña xDD Este creo que lo dejo pasar :)

Karen García dijo...

Yo ahora estoy leyendo muchos libros infantiles ilustrados porque tengo dos sobrinitas (de 3 y 4 años ya así que llevo un tiempo) y me encanta ver como hay tantos libros que educan de manera divertida, me apunto este para futuro y te recomiendo de paso uno que compró mi hermana hace poco y que les gusto a ella, pero más a nosotras, "por cuatro esquinitas de nada" que habla de la inclusión y como no se debe cambiar a un niño, si no a su entorno, para que encaje con los demás sin importar si es diferente. Es muy sencillo, supongo que a su edad no se entiende lo bonito del mensaje, pero siempre he pensado que si crecen escuchando y viendo estas historias, sus mentes deben de desarrollarse de una forma mucho más abierta.

Un saludo!

Libezzy dijo...

¡Hola!
Tenía muchas ganas de ver una reseña de este libro ya que estuve debatiéndome seriamente sobre leerlo o no. Al final me echó un poco para atrás el olor a queso de sus páginas porque detesto profundamente ese olor jajaja
Realmente el libro parece súper interesante y creo que los niños lo disfrutarán muchísimo.
Besos

La Estantería de Cho © 2014