lunes, septiembre 28

El cuento del cortador de bambu

lunes, septiembre 28

Libro: El cuento del cortador de bambú
Título original: Taketori Monogatari
Editorial: Chidori Books (septiembre 2020)
Diseño de la cubierta: Terelo
Traducción: Iván Hernández Núñez
Ilustraciones del interior: Abe (Ana Belén Villalba)
Género: cuento popular japonés, clásico, cuento, japón, relato
Año: 909
Origen: Japón 
ISBN: 978-84-946048-9-8 
Páginas: 110
Puntuación: 10 
Reseña: Ambientado en el antiguo Japón, un anciano leñador encontró a una niña de unos diez centímetros en un bosque de bambú. Al verla, no dudó en llevarla a su casa y adoptarla. Muy pronto, el anciano se hizo rico y la niña creció, se convirtió en una mujer de inalcanzable belleza y la llamaron la princesa Kaguya. Todo ello provocó que incontables pretendientes acudieran con propósito de conocerla y, entonces, esta asignó una misión a sus pretendientes más aventajados, prometiendo casarse con quien la superara.

A lo largo del cuento seremos partícipes del desarrollo de cada prueba por parte de los pretendientes, y nos servirá como una crítica a la vanidad humana que destapa cualquier falso velo del heroísmo varonil. Me ha resultado muy interesante leer de primera mano esta vertiente porque la mayoría de los pretendientes finales son personas acaudaladas y realizan las pruebas mediante argucias y encargando trabajos a sus súbditos y terceras personas, en lugar de superarlas sin ayuda. Por este motivo, mientras leía el cuento reflexionaba sobre el verdadero sentido del valor y el heroísmo, ya que pocos emprenderían alguna aventura. En este sentido, me ha parecido que existen muchas obras posteriores que hayan podido beber de este cuento y derivan de su idea como, por ejemplo, el libro de autoayuda de El caballero de la armadura oxidada.

El cuento del cortador de Bambú está escrito alrededor de los años 909 y una de sus peculiaridades es que nos muestra el papel de las mujeres en la época. Y qué mejor que encontrarnos una protagonista que rompe con el canon establecido, trae de cabeza a los hombres y es quien establece las normas del juego. No obstante, lo anterior no quiere decir que la princesa Kaguya sea un personaje que carezca de sentimiento alguno; de hecho, creo es el más sensible de todo el elenco.

La edición de El cuento del cortador de bambú es una maravilla que, por cierto, es muy acorde al gran nivel del cuento. En esta edición de la mano de Chidori Books podremos disfrutar, previo al cuento, de algunas referencias de la época, de cómo surgió este tipo de literatura en Japón, el papel de las escritoras de aquellos años, más información sobre este cuento y, por supuesto, notas aclaratorias al pie de página que tanto agradecemos como lectores apasionados por la cultura japonesa.

Las ilustraciones de la cubierta y presentes en el interior del cuento, son preciosas y nos ayudan a la perfección a hacernos con una imagen de algunos de los personajes y ensalzan el misticismo de la obra. El estilo de dibujo es muy acertado porque combina la sencillez de los dibujos japoneses con un toque artístico. Dicho con otras palabras, es una versión actualizada de dibujo pero sin alejarse de lo clásico que tanto referencia. Además, el uso del entintado que recuerda a las acuarelas sigue la estela de lo tradicional y lo combina a la perfección con zonas de dibujo sin entintar. En mi opinión, esta contraposición de color con zonas sin entintar tiene la pretensión de aportar pulcritud, limpieza y fomenta el libre albedrío a nuestra imaginación de una historia que terminaremos de leer de una sentada.

Cuando hablamos de cuentos tradicionales, a todos nos viene a la mente un par de ideas. La primera es la popularidad o, dicho de otra forma, que el cuento nos resultará familiar. Por otra parte, sin quererlo, también lo relacionamos con lo antiguo y eso nos hace pensar un estilo narrativo que no tiene por qué gustarnos, como ocurre con muchos clásicos, o el uso de una prosa enrevesada.

Centrándonos en la popularidad, deciros que quienes conocen algo de la cultura japonesa a través de historias de mangas y animes, seguramente les sonará este cuento, pero es una historia que en cierto modo también tiene su arraigo en la cultura popular occidental. Al fin y al cabo, la historia base de Pulgarcito guarda cierta similitud, así como la figura del leñador en los cuentos populares. También, hasta el nacimiento de muchos niños en los cuentos fuera del embarazo, como nacer de una col, tiene su similitud con la aparición de la princesa Kaguya.

En cuanto al tipo de escritura, usa una tercera persona que tanto nos recuerda a la de los cuentos que conocemos de siempre. Al tratarse de un cuento antiguo, no resulta complicado ni difícil de entender; de hecho, es un cuento que goza de una gran fluidez con un buen uso del lenguaje, y aquí creo que la traducción ha desempeñado un papel fundamental. Además, en su interior contiene algunas misivas a modo de escuetos poemas y cartas que algunos de los personajes se envían, y enlazan muy bien con el cuento, enriqueciéndolo, sin parecer nada de relleno. Es más, en mi opinión, los poemas gustarán hasta a los que no son amantes de la poesía, porque son sencillos y se entienden a la perfección gracias al contexto del hilo argumental.

Como buen cuento, he decidido leérselo a mis niños. Nuestra principal experiencia lectora ha sido con nuestro hijo Darío de cuatro años y medio. Le ha gustado muchísimo y se lo he leído a trozos, pues por las noches suele quedarse dormido mientras lo escucha, pero la verdad es que le ha llegado bien hondo y suele hablarme del cuento al día siguiente de habérselo estado leyendo. Como una curiosidad divertida, deciros que Darío está convencido de que las partes de dibujo sin entintar están así para que él las dibuje, ¡cosa que no vamos a permitir por nada del mundo!

El cuento del cortador de bambú es una lectura obligada e imprescindible te guste o no la cultura japonesa. Es un cuento de 10 porque no solo he disfrutado de su lectura, sino que he querido transmitirla a mis hijos, lo he releído por mi cuenta y estoy convencido de que seguiré teniéndolo a mano para disfrutarlo en más ocasiones. 

3 comentarios:

Scabbers dijo...

Para leerlo apenas lo consiga en formato cuento/libro. Gracias por la recomendación :)

My thoughts on... dijo...

Hola guapa, gracias por tu reseña, parece un libro que merece la pena. Que tengas una buena semana :)

Stefany Romero dijo...

¡Hola! Acabo de descubrir tu blog y me quedo como seguidora. Te espero por el mío♥

Gracias por tu reseña. No conocía el libro.

¡Nos leemos!

La Estantería de Cho © 2014