lunes, junio 11

Humo y escarcha

lunes, junio 11

Libro: Humo y Escarcha
Autores: Vicent L. Ochoa y Helena Vicente
Portada: Ilustración de Vicent L. Ochoa y montaje de Daniel Ruiz
Género: Juvenil, fantasía
Editorial: Insomnia Ediciones (2018)
Año: Marzo 2018
Origen: España
ISBN: 978-84-948653-1-2
Páginas: 268
Puntuación: 7,5
Reseña: Mars Summers es un joven que vive en una residencia de estudiantes, suplantando académicamente a su compañero de habitación, de quien obtiene dinero y cobijo a cambio de aprobarle asignaturas. Por desgracia, pasar desapercibido por el campus universitario es una tarea que se complica, pues el cuerpo de Mars está sufriendo unos poderosos cambios que trata de ocultar. Sus dificultades irán en aumento cuando en su vida se cruza Edel, otra estudiante de la que se ha ganado su antipatía y constituye una amenaza en potencia que podría destapar la auténtica identidad de Mars y arruinarle la vida. Paradójicamente, Edel también es víctima de las inclemencias sobrenaturales de su cuerpo y ninguno intuye el secreto de su rival. Mars y Edel son fuego y hielo enfrentados. Así comienza Humo y escarcha.

Como puede intuirse, el aliciente inicial de Humo y escarcha son sus protagonistas, Mars y Edel, el encontronazo entre ambos y sus vidas alteradas por sus respectivos dones a los que considero maldiciones. Edel tiende a congelar todo lo que entra en contacto con su piel, mientras que Mars lo chamusca e incluso quema. Este problema se aprecia en la ropa que visten y en su forma de relacionarse con los demás, pero el agravante viene de una profecía y terceras personas con intereses opuestos que suponen un peligro para sus vidas.

Sin duda alguna, los autores de Humo y escarcha no solo aprovechan las oportunidades que la trama inicial les ofrece, sino que las exprimen y sacan el máximo partido. Vicent L. Ochoa y Helena Vicente vuelcan sobre la mesa todas las piezas del puzle que compone los elementos principales de su obra y, durante su desarrollo, las giran, ensamblan, voltean y sacan su as de la manga para mostrar nuevos contenidos y hacernos partícipes de una historia emocionante, con sus puntos de diversión, intriga, acción, ternura y misterio marcado por un halo paranormal.

La evolución de la trama en su conjunto ha sido maravillosa porque, al igual que ocurre en clásicos juveniles como puede ser Harry Potter, podemos apreciar cómo la obra se oscurece sin dejar de abandonar los límites de lo juvenil. Me resultaría muy complicado hablar de la evolución de la obra sin mencionar el desarrollo que experimentan los protagonistas, complementándose a la perfección. Aunque Mars y Edel son polos opuestos como luz y oscuridad, nunca debe olvidarse que la oscuridad necesita momentos de luz para crear sombras, y por ello no quiero decir que estemos ante una relación amorosa precipitada e insulsa. Nada más lejos de la realidad, Mars y Edel adoptan cierto hermetismo y distanciamiento, fruto de las alteraciones de sus cuerpos, y justamente esas relaciones imposibles y complicadas son de donde surgen historias de amor parsimoniosas, profundas y revitalizadoras como, por ejemplo, la mítica entre Kvothe y Denna de El nombre del viento.

En base a lo anterior, no pretendo que penséis que Humo y escarcha sea un libro de amor, pero sí una excelente obra aderezada con amor verdadero entre sus protagonistas, cuya relación comienza con mal pie pero terminan por agruparse y protegerse de un mal que les persigue por su don tan especial. La relación entre Mars y Edel me ha parecido tan profunda y distante que me recordaba a los romances de la literatura oriental pero, sin lugar a dudas, cada vez que leía sobre ellos, lo que más me evocaban y contribuía a visualizar en mi mente era la pintura de El beso de Gustav Klimt. No sé si por la delicadeza con la que se tratan sin llegar a aclarar sus sentimientos o por su complicidad y química existente entre ellos en la que sobran las palabras pero, desde mi criterio, tengo clarísimo que Mars y Edel son El Beso.

En Humo y escarcha se hace uso de una acertada narración en tercera persona, alternando puntos de vista de los protagonistas e incluso entre secundarios. En mi opinión, esta elección por parte de los autores ha sido fundamental para aportar agilidad al texto y, sobre todo, para adentramos en la personalidad de Mars y Edel, empatizar con ellos y experimentar sus vivencias con mayor intensidad. También veo preciso resaltar la buena escritura que caracteriza la obra, con un cuidado equilibrio entre peso narrativo y diálogos, y un brillante nivel de lenguaje capaz de transmitir a la perfección los pensamientos de los personajes, sus acciones y la ambientación en la que se desenvuelven.

Como la ambientación inicial es una facultad, hallaremos personajes secundarios de cierta madurez, pues no dejan de ser universitarios, pero que conservan algunas peculiaridades disparatadas y divertidas propias de la juventud, como ocurre en el respectivo círculo de amigos de los protagonistas. Aquí quiero destacar a las amigas de Edel y sus alocadas y divertidas conversaciones que me arrancaron más de una sonrisa.

El único aspecto negativo que he apreciado en Humo y escarcha, siempre desde mi humilde opinión y sin ánimo de ofender, es que los cambios que experimentan los cuerpos de los protagonistas, sobre todo en Mars, son muy difíciles de manejar por parte de los autores y creo que se les van un poco de las manos. Es cierto que en el libro se deja bien claro que la intensidad en los poderes de Mars y Edel sufren vaivenes pero, aun así, sigo mostrándome escéptico en que muchos objetos resulten indemnes ante temperaturas tan extremas.

Es muy común en títulos juveniles que los lectores amantes del género perciban un aire demasiado infantil y acaben rehuyendo de este tipo de libros. Humo y escarcha es una buena oportunidad para probar este género con todo su sabor, sin ambigüedades ni medias tintas, apreciándose un riguroso trabajo de calidad y diferenciación donde hallaremos una historia de superación y lucha contra nuestro pasado, nuestras vidas y lo más oscuro de nuestro ser.

2 comentarios:

Tamara López dijo...

El género me gusta, así que no lo descarto. Parece original :)

LadyIsabella dijo...

Hola, me parece un libro interesante que podría gustarme, por lo que no lo descarto, a ver si me hago con él.
Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

La Estantería de Cho © 2014